Secuestran cocaína por $ 1 millón

Efectivos del Area de Lucha contra el Narcotráfico, con la ayuda de todo el grupo operativo de la Policía de La Pampa, detuvieron a tres hombres y secuestraron 1,640 kilogramos de cocaína, de máxima pureza, valuada en una suma superior al millón de pesos, tras un procedimiento llevado a cabo ayer por la mañana en una vivienda ubicada sobre la calle Aconcagua al 1.100, en el barrio 3.000 de Santa Rosa.
Fabián Cortés, jefe del Area, estimó que este golpe al narcotráfico fue el final de una serie de operativos realizados con anterioridad: “Nosotros estimamos que es el final de unos procedimientos realizados hace 30 días en varias localidades de la provincia, donde realizamos alrededor de 10 allanamientos, y el narcotraficante operaba concretamente en la localidad de Eduardo Castex”.
Cortés recordó que en su momento se habían realizado procedimientos frente a la Facultad de Agronomía, sobre la ruta 35, donde detuvieron a esta persona, que llevaba consigo cocaína, mucho dinero en efectivo y, simultáneamente, la policía realizó allanamientos en Santa Rosa, Eduardo Castex e Ingeniero Luiggi. En una quinta de la localidad de Castex se habían secuestrado, en aquel momento, alrededor de 4 kilos de marihuana, 200 gramos de cocaína, una balanza de precisión, armas de fuego y dinero en efectivo.
“Estimamos que hoy cerramos la causa aquella, con tres domicilios ubicados en el plan 3.000, donde una de las personas sería integrante de la banda”, expresó Cortés.

Bordados.
La vivienda allanada ayer por la mañana, según Cortés, funcionaba de “pantalla”. En su exterior, se observó un cartel que indicaba que en este lugar se realizaban bordados. “Irrumpimos esta mañana, como así también en otros domicilios, y secuestramos poco más de un kilo de cocaína por un valor de un millón de pesos”, puntualizó. Los policías además retuvieron balanzas, elementos de corte utilizados para fraccionar la sustancia, dinero en efectivo y aparatos electrónicos.
Los agentes detuvieron a tres hombres, que estaban en la vivienda, y trasladaron a varios menores “al cuidado de familiares”. Según Cortés, entrevistado en Radio Noticias, “nos costó mucho trabajo: estimamos que la droga venía del norte y luego se establecía el vínculo entre Eduardo Castex y Santa Rosa”, y añadió: “estoy contento por un lado, obviamente es una preocupación porque el narcotráfico avanza, es más, esta causa nos demandó más de un año, porque los narcos, y sus colaboradores, estaban muy perseguidos, hacían contrainteligencia hacia la policía”.

Compartir