Seis meses en suspenso

VIOLENCIA DE GENERO

A través de un juicio abreviado, la jueza Florencia Maza condenó a un peón de albañil de 42 años a seis meses de prisión en suspenso por el delito de lesiones leves, agravadas por la relación de pareja con la víctima. El hecho ocurrió el 6 de octubre del año 2013.
La magistrada avaló así el acuerdo previo al que habían llegado la fiscala Cecilia Martiní, la defensora oficial Silvia Annechinni y el propio imputado, quien admitió la autoría del hecho y la pena impuesta. Además, el acusado tendrá varias condiciones y no podrá relacionarse con la víctima.
La Justicia demostró que aquel día a la noche, el imputado agredió a su ex pareja, con quien posee un hijo en común, en la localidad de Toay, provocándole “un eritema en la región molar izquierda” (enrojecimiento de la piel) luego de pegarle una cachetada en la cara.
Maza justificó el agravante de la relación de pareja preexistente ya que al momento del hecho, si bien estaban separados, convivían en el mismo domicilio, y la agresión se habría producido luego de que la mujer pidiera iniciar los trámites de la cuota alimentaria y el régimen de visitas al menor.