Sergio García, que quedó hemipléjico al caer a un pozo, insiste con su reclamo

Sergio García, el mecánico local que en el año 2011 sufrió un accidente en su motocicleta al caer a un pozo que estaba mal señalizado y, a causa de las heridas, quedó hemipléjico, volvió a situarse frente a las escalinatas de la Ciudad Judicial, en avenida Uruguay, pidiendo justicia por su situación. García, hace seis días que está durmiendo en el lugar donde anteriormente había armado una carpa.
Entrevistado por periodistas de Radio Noticias, el hombre manifestó que “no sólo estoy manifestándome por justicia, sino que también estoy en situación de calle, perdí mis hijos, mi familia y a raíz de un divorcio perdí mi techo” y agregó que “eran mis hijos a la calle o yo a la calle, por eso desde el domingo que estoy acá”.
El hombre aseguró jamás haber hecho nada malo, “ni prendí fuego una cubierta, ni atenté contra nadie”, y cansado de esperar, al ver que nadie lo atendía, decidió llamar a la prensa. En su relato, García contó que, la decisión de haber llamado a la prensa le costó un precio: “Ayer -por el jueves- me atendieron de mala gana, hubo amenazas, y cuando vino el primer medio, que vieron que estaban sacando fotos mandaron a reprimir”.

“Me vinieron a buscar”.
“Justo cuando estaba hablando con un medio, aparecen oficiales diciendo que me ‘necesitaban de adentro’, justo en ese momento, y yo tengo derecho a manifestarme”, expresó García y contó además que, cuando intentaban llevarlo, personas que había en el lugar “se apiñaron adentro para evitar la represión”.
“Justicia te espero hace 6 años”, ruega una bandera que cuelga en una pared cerca de donde el hombre está haciendo su reclamo. Allí aseguró que “mi demanda es contra Ilka Construcciones, el gobierno de La Pampa, la municipalidad y la aseguradora, estoy contra partes poderosas”.

Sin ayuda.
García, que está en situación de calle, manifestó que “el Estado va a mandar a reprimir, pero no me va a mandar ayuda social, no me va a mandar un plato de comida” y concluyó su relato diciendo que “me voy a quedar acá y la voy a pelear hasta la última gota de aliento”.

Compartir