Si Larrañaga no se baja habrá internas en el PJ

¿Aceptará el intendente no conducir el órgano partidario santarroseño? Más allá que Fernández dice que hablará con él, algunas de sus declaraciones no parecen dejar mucho margen para un nuevo acuerdo.
Si el intendente Luis Larrañaga no abandona su idea de ser presidente del Consejo de Unidades Básicas, habrá internas para ese cargo en Santa Rosa el próximo 9 de noviembre.
El diputado provincial Mariano Fernández pretendió reunirse con el intendente Luis Larrañaga, pero hasta ayer no lo había conseguido. Lo cierto es que una reciente encuesta realizado hacia dentro del PJ santarroseño estarían dando la pauta que alrededor de un 60% de afiliados pretende que la cuestión del Consejo de Unidades Básicas se dirima en elecciones internas.
El mismo muestreo ubica al legislador de Convergencia Peronista como el que conseguiría más adhesiones para ese cargo. También se especula conque un par de hechos habrían sido desencadenantes para que esa línea pretenda conducir el órgano partidario santarroseño. Uno -aunque los marinistas no lo dicen abiertamente-, fue el posicionamiento que tomó la línea jorgista en el reciente congreso partidario de Eduardo Castex, donde no se acordó desdoblar las elecciones tal como pretenden en Convergencia, y también los plurales.
“Ahí hubo una ruptura”, dicen desde las segundas líneas. Pero además desde un principio creen que Larrañaga pretendió esmerilar la figura de Rubén Marín en su momento.

“Santa Rosa convulsionada”.
Ante una pregunta Mariano Fernández expresó que tiene “la conciencia tranquila. Convergencia ha estado a la altura de las circunstancias, porque resignamos lo que teníamos que resignar y pedimos lo que creíamos nos correspondía. Santa Rosa está muy convulsionada y hay muchos compañeros que quieren la interna”, dijo, al punto tal que la encuesta encargada por el marinismo -realizada por Options Consultora- refleja que un 60% de los consultados pretendería elecciones internas.

La gestión de Larrañaga, mediocre.
Sobre Larrañaga sostuvo que “el hecho de que no se hayan conseguido los avales causó mala impresión”. Sobre su gestión opinó que “se reduce a una mediocridad cotidiana. Perdió dos años de gestión municipal, embarrándose en políticas, agraviando la historia del peronismo y eso cayó mal en el PJ y en el vecino que pretende que se le solucionen sus problemas”.
Y siguió: “La conducción política se realiza desde la gestión, no buscando la presidencia del Consejo de Unidades Básicas. El intendente tiene que estar por fuera de esa situación porque se pierde tiempo para gestionar”.
Fernández reveló que el intendente lo visitó después que atravesara su problema de salud y obviamente charlaron en buenos términos. Ahora expresó que espera reunirse “otra vez con Larrañaga, como también consultar con Rubén Marín y los demás compañeros de Convergencia, sobre lo que haremos de cara a las elecciones”.

Dialogar.
Después el diputado analizó que “Convergencia está bien en Santa Rosa y preparada con sus cuadros para ofrecer al afiliado una unidad real. Hay que hablar, tengo que hablar con Luis (Larrañaga) y veremos cuál es su punto de vista. Tuvo la amabilidad de hablar conmigo y esto (la posibilidad de la interna) será motivo de consulta en 24 ó 48 horas. Si la línea toma esa decisión acataré lo que dicen los compañeros; pero además hay que hablar con algunos sectores de compañeros que hoy dicen estar un poco dejados de lado. Nosotros (Convergencia) tenemos diálogo con todos”, completó.