Sigue bajando el Atuel y Mendoza no informa

El director de Políticas Hídricas de la Provincia, Gaston Buss, y técnicos de la Secretaría de Recursos Hídricos, realizaron un recorrido aéreo para verificar el estado del escurrimiento del río Atuel en la provincia a lo largo de sus distintos brazos y bañados. En el sobrevuelo se pudo constatar que el ingreso de agua es menor al que se registró la semana pasada debido a que Mendoza comenzó a utilizar agua para regar su territorio. No obstante, la reticencia mendocina a no brindar información sobre sus acciones hace que el dato sea de carácter “provisorio”.
El recorrido se extendió desde el puente “Los Vinchuqueros” hasta Limay Mahuida. “Sobre la margen izquierda, después de los bañados de Trapalcó que cruzan la ruta 151, el cauce pasa por el puesto Paramillo y llega hasta el puesto de Vitelmo Badal, en donde muere”, detalló el funcionario.
“El grueso del escurrimiento -amplió- que pasa por Algarrobo del Aguila y llega hasta la laguna El Uncal, que se llenó, desbordó y cortó la ruta 14 hace unos 20 días, sigue escurriendo hacia el sur y está llegando a un bajo ubicado a unos 15 kilómetros al sur de la ruta 14, sin conexión con el río Salado”.
Las mediciones realizadas paralelamente certificaron que el caudal de agua ingresante bajó de 12 metros cúbicos por segundo a 10 en la última semana, algo que tiene que ver con que “Mendoza está largando agua directamente al sistema de riego, o sea que no están volcando sobre el cauce porque la usan exclusivamente en Mendoza”.
“De todas formas, es una incertidumbre”, aclaró. “No sabemos lo que podrá pasar cuando comiencen los deshielos. Si los encuentra con niveles elevados en los diques y se producen escurrimientos superiores a los que ellos utilizan nuestro territorio estará cargado de agua y cualquier pulso de agua que ellos manden repercutirá de otra forma”, aseguró.

Trabajos de DPV.
El área de Conservación de la zona oeste de Vialidad Provincial informó que continúa trabajando en la contención del río Atuel y sus bañados. Las tareas ejecutadas tuvieron lugar en un sector ubicado entre Limay Mahuida y Árbol de la Esperanza.
En la zona se ensanchó e hizo el perfilado del camino vecinal desde Limay Mahuida hasta Paso de los Carros, un tramo de 8 kilómetros de extensión con una sección de 6 metros de ancho en promedio. Lo mismo ocurrió desde Paso de los Carros hasta Paso de las Piedras, en un tramo de unos 12 kilómetros.
Además se construyeron terraplenes y se colocaron caños de PRFV con un volumen estimado de 2.400 metros cúbicos; también se hicieron alas y pasa ruedas de hormigón H21 en cabecera de alcantarilla transversal a terraplén construido.
En los puestos Rosales y Cañón, en Paso de las Piedras, se hicieron trabajos de ensanchado por una extensión de 11 kilómetros.

Compartir