Sin lugar para las reinas: La Pampa no fue a Jujuy

FIESTA NACIONAL DE LOS ESTUDIANTES: LA PROVINCIA NO ENVIO REPRESENTANTE

Por primera vez en mucho tiempo, la provincia no envió representante a la fiesta en la que se elige la Reina de los Estudiantes. Los certámenes de belleza fueron repudiados por distintas organizaciones sociales y de Derechos Humanos.
La Pampa es una de las cuatro provincias que este año no participaron de la Fiesta Nacional de los Estudiantes, en Jujuy, adonde habitualmente los distritos envían una “reina” para que compita en el clásico certamen de belleza en el que se corona a la Reina Nacional de los Estudiantes, concurso que en el año 1994 ganó Carolina “Pampita” Ardohain y que en esta oportunidad fue para la representante de Santiago del Estero, María Cielo Pacheco.
En esta edición, además de La Pampa, no hubo representantes de Chaco, Chubut, Santa Cruz y San Luis. En la historia de la Fiesta Nacional de los Estudiantes cuatro pampeanas fueron coronadas como reinas: Nina Dellacasa (1985), Carolina Ardohain (1994), Cecilia Franco (2002) y Sofía Zorzi (2009).
Este año, el gobierno provincial decidió recortar el presupuesto que habitualmente destinaba a la Fiesta del Estudiante que se realiza año a año en el Club Estudiantes. Por ese motivo la comisión directiva de la entidad decidió darle de baja a la celebración.
Asimismo los certámenes de belleza fueron cuestionados por legisladores provinciales y organizaciones feministas que repudiaron este tipo de competencias por considerarlas banales, cosificadoras de la mujer y que fomentaban en los jóvenes valores superficiales cuando no discriminatorios.

Movimiento.
En septiembre del año pasado, el Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos expresó su rechazo a los certámenes de belleza en los cuales se elige a una “reina” adolescente por considerar que es una “práctica machista, que reproduce los estereotipos discriminatorios” y que, además, “cosifica a la mujer”.
“Gran parte de la sociedad sostiene que la elección de la reina en una tradición en nuestro país. Como toda tradición, es una construcción cultural que se sostiene durante muchas décadas y al parecer ‘representa’ los buenos valores para una sociedad. Nos preguntarnos, ¿cuáles son esos buenos valores que representa la elección de la reina?”, expresaron.
“Como defensores de los derechos humanos, creemos importante pronunciarnos al respecto, resaltando que la Ley Nacional para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia la mujer visibiliza los diferentes tipos de violencia que se ejercen contra la mujer, entre ellas la violencia simbólica”, añadieron.

Durango.
En el mismo sentido se expidió por entonces quien era vicegobernadora de la provincia, Norma Durango, que se opuso a los certámenes y propuso eliminarlos o reemplazarlos como ya ocurrió en ciudades bonaerenses como Chivilcoy y Villa Gesell.
“Es inaceptable que con el avance en materia de derechos de los últimos tiempos sea el mismo Estado provincial y municipal, quienes apoyen, fomenten y sostengan estas prácticas machistas donde se premia la belleza y no otros aspectos de las adolescentes. No podemos omitir que estos concursos están basados en replicar estereotipos de mujeres muchas veces inalcanzables y esto tiene como consecuencia enfermedades que castigan a nuestras y nuestros adolescentes como bulimia y anorexia”, sostuvo el comunicado.

Compartir