Sin sesión legislativa por el paro

Nuevamente, y esta vez por el paro de los estatales, no se realizará la habitual sesión de los jueves en la Cámara de Diputados, y tampoco -como pasó ayer- habrá reunión de comisiones.
La falta de taquígrafos, y también de quienes manejen los equipos de audio en el recinto, impide que se deje registro de lo que se decida, lo que naturalmente atenta contra la posibilidad de llevar adelante la sesión.
Aunque existió una advertencia de la Dirección General de Recursos Humanos de la Legislatura, informando que serían descontados los días de paro, buena parte del personal adhirió a la medida de fuerza impulsada en el sector estatal.
Aldo Bafundo, secretario general de Apel (empleados legislativos) había expresado su disconformidad por el inusual aviso que se cursó al jefe de cada sector e insistió en que el grado de adhesión al paro iba a ser muy alto.
De esta manera los diputados vuelven a sesionar en forma espaciada, haciendo realidad aquel proyecto -luego frustrado- de hacerlo cada 15 días, o cuando hubiera suficiente cantidad e importancia de temas que merecieran que se reunieran. Cuando eso se puso de manifiesto hubo muchos que no vieron con buenos ojos esa posibilidad, y no alcanzó la explicación de algunos -sobre todo desde el oficialismo- señalando que de cualquier manera los diputados trabajaban todos los días en distintas comisiones.
Lo cierto es que ahora, por una causa u otra -medidas de fuerza, viajes al Cofelesa y otros compromisos- hace que la Cámara sesione en forma más espaciada que el habitual encuentro semanal.