Subasta desierta

Por segunda vez fracasó el remate de la planta de faena del ex frigorífico de Toay. Pese a que la base fue mucho más baja de lo que se pedía en marzo pasado (bajó de 15 a casi 4 millones) no hubo oferentes ni interesados. La subasta fue decretada por el juzgado de Ejecución, Concursos y Quiebras 2, a cargo de la jueza Adriana Cuarzo.