Temen alianza anti-trasvase

RECRUDECE LA PELEA INTERNA EN MENDOZA

Los regantes de General Alvear y San Rafael temen una “alianza” entre el vecino departamento de Malargüe y La Pampa ante su negativa a compartir el uso del río Atuel. Los medios locales hablaron de la convergencia de intereses ante su oposición: mientras nuestra provincia litiga ante la Corte Suprema de Justicia por el río, Malargüe impulsaba la mina de Hierro Indio que iba a usar esas aguas y que fue bloqueado en la Legislatura provincial por la presión de los habitantes de los otros dos departamentos.
El diario San Rafael de esa ciudad afirmó que “los medios pampeanos, entre ellos el diario La Arena (el más importante de la vecina provincia) salieron a plantear que La Pampa vería a Malargüe como aliado con el objetivo de trabar el trasvase del río Grande al Atuel, ya que esta obra dejaría con menos caudal al Colorado, aprovechado por los pampeanos. No sería de extrañar que el intendente (de Malargüe, Juan Antonio) Agulles, acatando instrucciones de la Casa Rosada, consienta una alianza con La Pampa para obtener por extorsión política el permiso para abrirles las puertas a emprendimientos mineros contaminantes, que podrían disminuir y contaminar las aguas del Atuel”.
En las últimas semanas, el Congreso de Mendoza, compuesto por una Cámara de Senadores y otra de Diputados, rechazó el proyecto minero Hierro Indio. La iniciativa había recibido apoyo en el Senado, pero no logró pasar en Diputados, donde el fuerte lobby de los grupos ambientalistas y de los productores del sur mendocino logró que los legisladores enviaran al freezer el proyecto.
Mientras en San Rafael y General Alvear celebraron como un triunfo el congelamiento de Hierro Indio, en Malargüe la historia fue opuesta. Esa ciudad está ubicada en el oeste y la minería era vista allí con buenos ojos, como una oportunidad para abrir fuentes de trabajo e inyectar dinero fresco a la economía lugareña.
En ese sentido, el diario sanrafelino indicó que “el rechazo a la mina en Malargüe reavivó la división entre los departamentos del sur. El intendente Juan Antonio Agulles amenazó con reclamar los cupos de riego del Atuel, y La Pampa rápidamente vio un posible aliado en contra del trasvase del río Grande y a favor del caudal del Colorado”.
El lunes, el secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Néstor Lastiri, al señalar que el enfrentamiento entre esos departamentos con el de Malargüe es un reflejo de la tensión entre Mendoza y La Pampa el agua del río interprovincial, afirmó que los mendocinos “pero sobre todo General Alvear, utilizan el río como si fuera de su exclusiva propiedad y tienen la fuerza como para desactivar cualquier proyecto que no les convenza para aprovechar el agua del río, aun dentro de su propia provincia”. “Una prueba de esa apropiación del río es que lo cortan en Carmensa con lo cual dejan sin agua a una gran parte del sur de su propia provincia”, subrayó el secretario. “O sea que no les preocupa perjudicar a sus propios comprovincianos”, reflexionó.
El diario de San Rafael agregó, apuntalando su hipótesis de conflicto, que “luego de varios planteos mediáticos sobre la propuesta de La Pampa de tener a Malargüe como aliado para bloquear el trasvase del Río Grande al Atuel, fue el propio secretario de Recursos Hídricos de la vecina provincia, Néstor Lastiri, quien confirmó que los pampeanos apoyan a los malargüinos en su reclamo. En una nota concedida al diario Pregonero de la ciudad de Castex, Lastiri declara que ‘Malargüe es víctima así como La Pampa’ del uso que hacen San Rafael y Alvear del recurso hídrico del río Atuel”.