Temor de estatales por “cimbronazo económico”

PARITARIAS PARA DESPUÉS DE LAS ELECCIONES DEL 22 DE OCTUBRE

Un ajuste económico por parte del gobierno nacional no aparecería como descabellado después de las próximas legislativas. Por esa cuestión se fijó la fecha de las paritarias para algunos días después.
Las paritarias para los agentes de la Administración Pública Provincial fueron citadas para el 9 de noviembre próximo, considerando que después de las elecciones del 22 de octubre “se puede producir un cimbronazo económico”.
La dirigencia de la Asociación Trabajadores del Estado entiende que, de haberse realizado la reunión paritaria antes de esa fecha los porcentajes que se manejen podrían quedar rápidamente desactualizados si el gobierno nacional dispone un ajuste después de las próximas elecciones legislativas.
En realidad la paritaria había sido acordada por el gremio con el gobierno provincial en el pasado mes de marzo para cerrar en ese marco el año desde el punto de vista salarial.

Cerrar el grifo.
Desde ATE hubo reproches al gobierno nacional por castigar a las provincias que no le son cercanas desde el punto de vista político. “O se subordinan a las decisiones políticas del presidente de la Nación y le votan sus leyes o les van a cerrar el grifo del dinero”, dijo la dirigencia sindical.
También se advirtió que Nación viene afectando a nuestra provincia, y no ha decidido la realización de obras en La Pampa. El secretario general de ATE La Pampa, Ricardo Araujo criticó al gobierno nacional y dijo que Nación está perjudicando a la provincia, con la negativa a hacer obras importantes y con la coparticipación. “No se trata de un problema del gobernador Verna, sino de los pampeanos, que tenemos que pedir que nos llegue la coparticipación que nos corresponde”.

Reclamos pampeanos.
Agregó que se debe reclamar el 15% que nos sacaron, “que no se toque la caja previsional provincial porque es de los jubilados pampeanos, y quienes la sostenemos somos los trabajadores”.
El dirigente pidió “tomar partido abiertamente, más allá de las diferencias que puede haber con el gobernador. En la defensa de los intereses pampeanos tenemos que estar de acuerdo. Y ya se están afectando los intereses, porque que no haya obras para La Pampa”.

Mordazas.
Consideró que no se trata de “un error administrativo, sino que es un castigo que se tomó por ser la única provincia, con San Luis, que no acepta el nuevo Pacto Fiscal. El nuevo Pacto Fiscal es una mordaza más sobre las provincias, que la quieren reducir a la situación en que está Santa Cruz. No voy a defender a la gobernadora (santacruceña), pero el gobierno nacional le impone condiciones para decidir cuándo, cómo y cuánto le paga de sueldos a los empleados públicos”.
Sostuvo Araujo que “con la política que lleva adelante el gobierno nacional todas las provincias tienen el destino de Santa Cruz. O se subordinan a las decisiones políticas del presidente de la Nación y le votan sus leyes o les van a cerrar el grifo del dinero”.

Nuevo Pacto Fiscal, peligroso.
El titular de ATE razonó que nuestra provincia “no está en una situación tan alarmante, comparada con otras provincias importantes que tienen deudas gigantescas con Nación. El gobierno nacional se les queda con el 74%, coparticipando el 26% y las provincias deben hacerse cargo de la salud y la educación, con el costo que eso significa”.
Más adelante dijo que “se amenaza con eliminar Ingresos Brutos y el nuevo Pacto Fiscal amenaza la autonomía federal, Hoy las provincias están todas en una situación fiscal peligrosa, aunque a las que tienen buenas relación con el gobierno nacional, como Mendoza, les va mejor. Pero esa es una política unitaria y no federal, es la política de Rivadavia y no la que debemos tener según nuestra Constitución”, concluyó.