“Tenemos una obligación moral”

GIORGIS FUNDAMENTO PEDIDO DE VIVIENDAS PARA POBLADORES DEL BARRIO ALMAFUERTE

La concejal Claudia Giorgis expresó que si bien el cuerpo deliberativo no tiene “competencia para ordenar que (el Gobierno provincial) construya 30 viviendas o que los pongan en prioridad en el listado de IPAV, sí tenemos la obligación moral de trasladar estas inquietudes, trasladar esta desesperación de los vecinos afectados”.
En tanto el bloque del PJ se negó a acompañar la solicitud al IPAV para que priorice a los 30 vecinos del barrio Almafuerte, perjudicados por las inundaciones, el Frepam se expresó en aquel sentido, y Giorgis fue la miembro informante, recordando que su bancada le pidió a los demás bloques acompañar “porque si bien esto no es una ordenanza nos parecía que una resolución de los doce concejales, como fue la de la catástrofe climática, tiene un respaldo político muy importante que puede ayudar a estos vecinos y vecinas a acompañar en ese pendido al Gobierno Provincial”, reflexionó.
El despacho de la Comisión de Acción Social y Desarrollo Comunitario le dio curso al proyecto de resolución solicitando “el otorgamiento y/o construcción de viviendas que puedan reemplazar las ubicadas entre calles Pavón, Catamarca, Chacabuco y Gobernador Duval, y/o prioridad de entrega de viviendas del IPAV, a estas familias afectadas”.

“En un lugar que no eligieron”.
Giorgis en la sesión sostuvo que “hay familias que no pueden seguir esperando porque saben que esta fue la cuarta gran inundación en poco más de 10 años de sus viviendas, 2010, 2011, 2014 y ahora 2017. Pero que además, sin estas lluvias importantes sufren las mismas consecuencias porque están ubicados en un lugar donde no eligieron, sino que por un acuerdo de entonces de la Provincia y el Municipio fueron allí localizadas. Todos compartimos, hasta lo dijo el ministro de Obras Públicas de la Provincia que estas viviendas no podían seguir radicadas allí. No quiere decir que no haya otras que no tengan dificultades, pero lo cierto es que eso que estuvo a cargo de la provincia y el municipio son los mismos actores los que le debemos dar una salida”.

Problema sanitario.
Agregó que naturalmente los concejales no son los que entregan viviendas, “pero sí los representantes del pueblo y creo que por eso se acercan los vecinos y las vecinas de la ciudad de manera desesperada… porque hay que tener un metro de agua en la casa”, reflexionó.
Giorgis sostuvo que que “estamos ante un problema que no es de Obras Públicas sino que es un problema sanitario. Por eso la urgencia que nosotros teníamos, si bien esto no es una orden al Ejecutivo Provincial, porque no se la podemos dar”, la idea es “obtener esta audiencia para un trabajo conjunto”.
“Tenemos todos los bloques que salir a acompañar a estos vecinos y vecinas a lograr de manera urgente una resolución de la ubicación de sus casas”, e indicó que “es una resolución de voluntad política, que es lo que a nosotros nos corresponde trasladar en este caso al Gobierno Provincial como representantes de los vecinos y vecinas de Santa Rosa”.