Tensión con empleados municipales

La tensión existente en la comuna santarroseña quedó en evidencia ayer cuando por la mañana el secretario de Hacienda, Luis Evangelista, en un contacto ocasional con empleados y gremialistas en la puerta de su despacho, terminó cortando abruptamente el diálogo disgustado por el tono de uno de sus interlocutores al momento de exigirle el pago de la suma fija de dos mil pesos.
“Se enojó, se dio vuelta, entró en su despacho y nos cerró la puerta en la cara”, le dijo a LA ARENA el titular del SOEM, Gustavo Montiel. “La verdad es que su actitud me sorprendió, porque es una persona con la que siempre tuvimos un muy buen diálogo, es muy respetuoso y medido”, sostuvo el gremialista.
Los trabajadores habían aprovechado el circunstancial contacto con el funcionario para insistir con el reclamo del pago de la suma fija, planteándole lo decidido por el Concejo en tal sentido en la reunión del jueves.
“Se le salió la cadena a Evangelista, quizás por la presión constante que tiene al intentar manejar el tesoro municipal. Por nuestra parte, insistimos que de acá al miércoles (cuando los municipales inician un paro por tiempo indeterminado) se le encuentre una solución al tema para evitar entrar en un conflicto que no sabemos como puede terminar, porque mes a mes seguirá agravándose la situación financiera de la comuna”, expresó Montiel.
El sindicalista tuvo mucha actividad en el día de ayer. A primera hora debió ir a Espacios Verdes, donde una asamblea de trabajadores denunció al subdirector de la repartición por “mal trato reiterado” a una empleada.
De esa reunión también tomó parte el secretario de Obras Públicas, Mario Cortina, quien se impuso de la situación y, según Montiel, se comprometió a llevar el tema al intendente Altolaguirre.