Tierno obligado a pedir disculpas por el escándalo Izaguirre

EL MINISTRO SE ARREPINTIO DE HABER TRAIDO AL FUNCIONARIO A LA PAMPA

A seis meses de haber asumido y luego de haber sido cuestionado por distintos hechos que incluyen la represión, el cepo informativo, la persecución a periodistas y el abuso de poder, el ministro de Seguridad pidió disculpas por primera vez. Ayer por la mañana, Juan Carlos Tierno emitió un comunicado en el que se disculpó públicamente por haber designado como subsecretario de Prevención de las Adicciones y Lucha Narcotráfico a Claudio Izaguirre, el polémico “especialista antidrogas” que llegó a La Pampa en diciembre del año pasado y se fue el lunes pasado luego de haber denunciado a efectivos de la Seccional Tercera.
El miércoles por la tarde, dos días después de haber presentado su renuncia, Izaguirre concedió una entrevista a LA ARENA en la que disparó duras acusaciones contra algunos ministros de la gestión Verna y señaló que no lo dejaron trabajar.
“A partir de las expresiones públicamente atribuidas a una persona que integró el Ministerio de Seguridad, agraviantes y difamatorias hacia la ministra de Educación, María Cristina Garello, al ministro de Salud, Rubén Ojuez y a mi propia esposa, diputada provincial Sandra Fabiana Fonseca, pido públicamente disculpas a esas personas como a toda la comunidad, ya que este individuo pudo acceder a un cargo en el gobierno propuesto por mí”. De esa manera, sin nombrar Izaguirre, Tierno pidió disculpas por haberlo traído desde Buenos Aires.

Golpiza.
El detonante de la renuncia del funcionario fue un episodio ocurrido la semana pasada cuando su hijo, David Izaguirre, fue golpeado por efectivos de la Seccional Tercera a la salida de un boliche céntrico. Por la golpiza, el subsecretario radicó una denuncia, lo que generó la irá de su jefe: “¿Cómo me vas a denunciar a mí siendo mi subsecretario”, le dijo Tierno a Izaguirre en lo que fue la última discusión.
La paliza a su hijo se sumó a varios motivos por los que Izaguirre ya amasaba la posibilidad de abandonar la cartera. El primer chisporroteo con Tierno ocurrió en la Cámara de Diputados, cuando se discutió el presupuesto. Allí el ministro dijo que no iba a perseguir a los vendedores minoristas de droga y al subsecretario se le pusieron los pelos de punta: Izaguirre considera que el que vende droga es un homicida, está matando gente.
En los seis meses que pasó en la provincia, el porteño no logró tener una buena relación con el Ministro de Salud, a quién acusó de ponerle palos en la rueda, ni tampoco con la Ministra de Educación, María Cristina Garello, a quién definió como “una mujer agresiva, altanera y complicada que necesita atención psiquiátrica”.
Pero quizás su enemiga número uno fue la diputada Sandra Fonseca, esposa de Tierno, a quién definió como “una rompepelotas” que además de “manejar a su gusto el Ministerio de Seguridad”, se dedica a “manejarle la vida a los demás”.

Compartir