TIP confirma pena de 18 años de prisión a Purreta

El Tribunal de Impugnación Penal (TIP) confirmó la condena contra al ex boxeador Víctor Purreta por el homicidio de quien era su pareja, Andrea López, desaparecida entre la noche del 9 de febrero de 2004 y la madrugada del día siguiente. Con los votos de los jueces Carlos Flores y Carlos Mattei (quien está subrogando a Pablo Tomás Balaguer), el tribunal no hizo lugar a la impugnación que había presentado el abogado defensor de Purreta, Gastón Gómez, y ratificó la pena de 18 años de prisión que le había aplicado la Cámara en los Criminal 1 de Santa Rosa.
Gómez había cuestionado la validez de la Cámara Gesell en la que declaró el hijo de Purreta y López, quien testificó que la noche en que su madre desapareció el padre la había golpeado. Para el defensor, aquella declaración había estado "contaminada". Ante la ausencia del cadáver, el elemento fundamental que llevó a juicio a Purreta fue la declaración de su hijo, quien a los 11 años, en noviembre de 2011, declaró que su padre había golpeado a la madre, López, hasta dejarla morada e inconsciente.
Cuando se realizó aquella declaración, Purreta no estaba acusado por el homicidio y por lo tanto no hubo ningún abogado de su parte presenciando la Cámara Gesell. Para Gómez, ese hecho era suficiente para declarar la nulidad de la prueba.
A su vez, había cuestionado la calificación del hecho encuadrado en la figura de homicidio por el faltante del cuerpo de la víctima y agregó que "esa relación de causalidad nos permite decir que no necesariamente tenemos que estar en presencia de un homicidio".
Gómez también dijo que en el último punto planteará una cuestión subsidiaria que ante la posibilidad cierta de que fuera calificado y confirmado el hecho como un homicidio, se considere el homicidio preterintencional que está en una pequeña línea con el homicidio por dolo eventual, presentado por la fiscalía que es el que se tomó para el juicio.
La Cámara en lo Criminal 1 de Santa Rosa condenó a Purreta a la pena de 18 años de prisión por homicidio simple y la unificó con una condena anterior, dictada en agosto del año 2012 (7 años y medio de prisión por facilitamiento de la prostitución contra otra ex pareja), que Purreta estaba cumpliendo detenido. En consecuencia, fue condenado a 25 años de prisión.
En sus fundamentos, los jueces indicaron que "Andrea López falleció en la noche del 9 de febrero o en la madrugada del 10 de febrero de 2004, como consecuencia de los golpes y patadas que recibiera de parte de su conviviente Víctor Martín Purreta quien la dejó en la cama hasta que pudo hacerla desaparecer, sin intentar trasladarla al hospital".