“Tiran tres problemas y uno queda”

MARIN DIJO QUE NO SE VOTARA UN DIPUTADO SINO EL MODELO DE MACRI

El presidente del PJ pampeano, Rubén Marín, aseguró que el gobierno nacional de Mauricio Macri busca “destruir la política” para de esa manera darle al poder económico “el manejo total del país” y, en ese marco, afirmó que en las elecciones legislativas de octubre se votará algo más importante que un diputado nacional porque “se van a votar valores”.
Marín participó anoche de la inauguración de una nueva Unidad Básica, en el barrio de Villa Alonso, una casa sobre la calle Pueyrredón casi Victoria, propiedad que pertenece al ex juez de Paz santarroseño Angel Baraybar.
El ex gobernador fue el orador principal en un acto donde estuvieron la senadora Norma Durango, el actual diputado provincial y candidato a una banca en el Congreso Ariel Rauschenberger, su par Jorge Lezcano, el titular de Unidades Básicas del partido, Fabián Bruna, el secretario de DD.HH., Antonio Curciarello, entre otros. La locutora del encuentro mencionó que el gobernador Carlos Verna estaba en General Pico mientras que el vicegobernador Mariano Fernández no había podido asistir por estar fuera de la provincia.
Marín, en su discurso, también tuvo una frase contundente que sonó a dura autocrítica: “Nosotros nos equivocamos mucho, el PJ se equivocó en votar a Macri. Ojalá la provincia de Buenos Aires dé una muestra de sentido común y devuelva la dignidad porque acá todos los ajustes van para los trabajadores”.
El titular del partido añadió: “Tenemos que entender que el gusto personal no puede imponerse, no hay que ser tan egoístas y no podemos defraudar al peronismo, esa tiene que ser nuestra prioridad”. Y pidió “salir a militar en la calle”.

Poder económico.
Marín abrió varios frentes con su discurso aunque sus palabras se centraron en el gobierno del PRO. “Vamos a tener que andar con cuidado para no lastimarnos, no hacernos daño los peronistas porque más allá de los matices después tenemos que ir todos juntos. Acá se va a jugar algo más importante que un diputado, nos jugamos los valores. Los valores de ellos son destruir la política y que el poder económico se quede con el poder total. Le dicen Cambiemos pero es cambiar en favor del poder económico. Ojalá la UCR se recupere porque acá lo que se juega es mucho más relevante que un candidato”.
Antes de que comience el acto Marín habló con LA ARENA y cuando se lo consultó sobre la decisión y posterior marcha atrás de Nación respecto a quitar las pensiones a miles de personas con discapacidad, fue directo: “No se equivocan, no cometen errores, Macri es muy consciente de lo que hace, lo que hacen es plantear una división social. Nos tiran tres problemas y después van con dos para atrás, pero uno nos queda”, resaltó.

“Incompetencia”.
Otros párrafos del discurso de Marín apuntaron contra el intendente santarroseño Leandro Altolaguirre, la ciudad que el PJ quiere recuperar luego de las elecciones de 2015.
“Santa Rosa era un orgullo en el país, un lugar donde venían grandes reuniones, y hoy es una ciudad difícil de presentar. Hoy hay que bancarse la incompetencia de este gobierno comunal, que le carga sus errores al pasado… como si tapar un pozo fuera tanto esfuerzo. En un año y medio no hicieron nada, mientras sean así como adversarios que se banquen otros 34 años de gobiernos peronistas”, disparó. Antes de Marín habló el titular de la nueva UB, Oscar Christensen, y luego Bruna.

“Transpiraban de vergüenza”
Marín estuvo el miércoles en la audiencia de conciliación que convocó la Corte Suprema de Justicia por el conflicto entre La Pampa y Mendoza por el río Atuel. Ante la consulta de este diario dijo que la exposición de la delegación pampeana “fue excelente” al tiempo que destacó “el nerviosismo de los mendocinos”.
“Todos los que hablaron por La Pampa mostraron convicción, entusiasmo y precisión, sabiendo de lo que hablaban, desde (el gobernador, Carlos) Verna hasta los técnicos, sobre todo porque lo hicieron con razones, fue excelente, me siento orgulloso. Y por una parte me dio la sensación de nerviosismo de los mendocinos, porque los tenía al lado y transpiraban de vergüenza, y por otro valoro las preguntas de la Corte. Desde mi concepto, porque a dos o tres integrantes de la Corte los conozco, estuvieron incisivos en preguntar. La expresión, la cara de ellos, pequeños detalles que me dieron la pauta de que lo tomaron con mucha seriedad”.
Marín, que también hizo mención al tema durante su discurso, fue muy duro con el desempeño de Nación, sobre todo cuando el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa, se ausentó de la audiencia. “Fue un desastre lo que hizo el gobierno, mandaron a esta pobre señora o señorita (en referencia a Valeria Mogliani, funcionaria de un área administrativa de la secretaría de Energía) y no tenía idea, no sabía qué decir, tanto que los jueces le dijeron ‘retírese’, como diciendo ‘no estamos para pelotudeces’ (sic), lo que dejaron en claro es que no querían que les hagan perder el tiempo”.