Toselli: “No todo el campo es lo mismo”

Ariel Toselli, vicepresidente de Federación Agraria Argentina, destacó como el principal éxito del anuncio de la segmentación de las retenciones agropecuarias el hecho de que se haya reconocido que "no todo el campo es lo mismo", ya que las distintas escalas marcan situaciones económicas muy diferentes. Si no se alcanzaba un acuerdo como el anunciado el lunes, miles de pequeños productores irían directamente a la desaparición, sostuvo.
El dirigente rural pampeano fue uno de los que participó de las reuniones con el ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof, y luego con la presidenta Cristina Fernández, que permitieron alcanzar el "histórico acuerdo" que se anunció el lunes por la tarde en cadena nacional. "Hubo mucho respeto", comentó el productor cuando desde Radio Noticias le preguntaron cuál había sido el tenor de la discusión en esos encuentros.
"Lo fundamental -sostuvo- fue que pudimos instalar un tema que hacía mucho tiempo veníamos buscando que nos escucharan". El momento en que el reclamo logró un eco positivo en el máximo nivel nacional fue "muy oportuno" porque la situación de los pequeños y medianos productores está llegando al límite, aseguró."Hay un riesgo muy grande de dejar las chacras y ya se han perdido varios productores por esta situación", afirmó.
La segmentación en las retenciones -es decir, la devolución del monto retenido a quienes tengan menores volúmenes de producción- serán un paliativo ante esta crisis. "Un paliativo hasta que cambien las políticas agropecuarias", señaló Toselli, descontando un próximo cambio de rumbo en este aspecto.
Otro hecho que destacó el dirigente pampeano es que, según se comprometió la presidenta Fernández, este será un primer paso de un proceso que será aún más abarcativo, ya que en esta oportunidad, muchos productores quedaron afuera de las nuevas medidas.
Toselli evitó criticar la decisión de FAA de años atrás cuando se negó a la segmentación que proponía el gobierno pero reivindicó la lucha del año 2008 en contra de la resolución 125. No obstante valoró que tanto el gobierno como el campo reconocieron sus propios errores en aquella crisis.