Trabajadores de Renatea denuncian a UPCN por firmar acuerdo “espurio”

18 DESPEDIDOS

El gobierno nacional echó a 18 empleados de la delegación pampeana del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea) que cuestionan al gremio UPCN por el convenio firmado “entre gallos y medianoche”, que según advirtieron habilita los despidos, negando la reubicación del personal.
“La respuesta de los delegados de UPCN fue inadmisible. Nos dijeron ‘ustedes nunca existieron’ y no se puede reclamar nada. Hay 18 trabajadores que pasaron a estar despedidos en La Pampa”, comentó Ana Carmina Besga, encargada de fiscalizaciones del organismo nacional, que en el país ya registró unos 600 trabajadores despedidos.
Agregó que “las noticias que llegan desde el lunes no son las mejores, el gremio que debería representarnos firmó un acuerdo con el ex Renatre conforme el fallo de la Corte Suprema de Justicia donde se decreta la inconstitucionalidad de la ley de trabajadores rurales por la que se crea el Renatea”, que tiene el control y la fiscalización, como función principal, de la relación laboral en la ruralidad.
Besga explicó que en mayo de 2015, UPCN firmó un convenio que en artículo 19 prevé que en caso de disolución del organismo, los trabajadores podrían solicitar la reubicación o la indemnización, pero en abril pasado el sindicato acordó un nuevo “acuerdo espurio” con Nación por el que deja sin efecto la reubicación y solo permite la indemnización.
“El Renatre era un organismo no estatal y a la fiscalización la hacían empresas privadas porque se tercerizaba. En 2011, el Estado recuperó el poder de policía y en La Pampa cuando tomamos la gestión había solo un expediente de fiscalización de la gestión Renatre, y desde ahí las denuncias se incrementaron”, manifestó.

Para atrás.
La abogada, además, señaló que el fallo de la Corte “vuelve todo atrás” y le entrega el control del trabajo rural al Renatre. Sin embargo, siguió, la Justicia “nada dice sobre la planta de empleados, y paradójicamente se le da la razón al “Momo” Venegas, uno de los gremialistas que acompañó a Mauricio Macri, a pocos días de haber ganado la presidencia”.
Planteó que el acuerdo es “violatorio de todo derecho constitucional” y remarcó que “para dejar sin efecto un convenio se requiere una sentencia judicial y no un acuerdo firmado entre gallos y medianoche, con representantes sindicales que desconocemos lo que han negociado, pero han tranzado con el derecho de un montón de trabajadores a nivel nacional. Y la connivencia es tan burda que la dejaron por escrito”.
“Cuando inicia la gestión, Renatea tenía 40 millones y era un organismo deficitario, y ahora nos retiramos con más de mil millones de pesos, eso es lo que quiere Venegas, lo que está en juego es el dinero, la caja, que proviene del sector más pobre de los trabajadores rurales. Lo que está en juego es el dinero, y en el medio estamos los trabajadores, con nuestras familias, nos dejan sin posibilidad de solicitar la reubicación por el acuerdo firmado entre UPCN y Venegas”, explicó Besga.

“Para adecuar personal”
A pesar de las denuncias de vaciamiento, el Renatea continúa designando nuevas autoridades en las delegaciones de distintas provincias. En las últimas horas, se puso en funciones a Oscar Galassi como responsable de Neuquén. También se designó a Ricardo Lorda en Río Negro. El subdirector general, Ramón Ayala, informó que “en los próximos días se continuará con el nombramiento de delegados de transición en otras sedes provinciales del Registro, como parte del plan de adecuación del organismo para el traspaso judicial del Renatea al Renatre, ordenado por un fallo de la Suprema Corte”.
Ayala recordó que el actual Renatea “en sus cuatro años de existencia triplicó el personal con que contaba el Renatre(tenía 268 personas y al 31 de diciembre de 2015 contabilizó 888),y prácticamente triplicó su carga salarial en relación al pago de las prestaciones sociales mensuales, objetivo central junto al registral de su creación”, según el comunicado de prensa enviado por el gremio, tras las denuncias de despidos de los empleados.
Curiosamente, mientras los trabajadores cuestionan en todo el país al gremio nacional, Ayala manifestó que “hemos firmado un acuerdo con UPCN, tendiente a posibilitar la adecuación del personal en todo el país, a las necesidades y posibilidades de este organismo”.