Trasladan sobreviviente a Bahía Blanca

HERIDO EN EL CHOQUE FATAL DEL DOMINGO SERA OPERADO EN EL HOSPITAL NAVAL

El joven, de 21 años, será sometido a cirugías para atender las fracturas que sufrió en el fémur y el húmero. Desde el mismo día del siniestro hasta su traslado fue atendido en el hospital Lucio Molas. El otro herido, un niño de 13 años, había recibido el alta el lunes.
Maximiliano Cruz, uno de los sobrevivientes del siniestro vial ocurrido el domingo a la mañana en la ruta 35, en cercanías del Parque Luro, fue trasladado en la víspera al hospital Naval de la ciudad de Bahía Blanca. En ese centro de salud le practicarán cirugías por las fracturas que sufrió en el húmero y en el fémur.
El joven, de 21 años, permanecía internado en el hospital Lucio Molas de Santa Rosa desde el domingo a la mañana, cuando fue trasladado de urgencia. Ese mismo día también había sido llevado al centro de salud santarroseño el otro sobreviviente, un niño de 13 años que había sufrido una fractura en un brazo y estuvo internado hasta el lunes a la mañana en el sector de pediatría.
El domingo, cerca de las 7 de la mañana, cuatro personas, tres mayores y un menor de edad, fallecieron producto de un choque frontal entre una camioneta Ford Eco Sport (patente LNT-111) y un automóvil Volkswagen Polo (dominio AA521LQ).
Las victimas fatales fueron identificadas como Andrés Iezzi (conductor de la Eco Sport), Patricia Pleitel y Lázaro Gatica, quienes iban como acompañantes. El trío, junto a los dos sobrevivientes, eran oriundos de Maipú, provincia de Mendoza, y habían salido de vacaciones. El otro fallecido fue el conductor del Polo, identificado como Alexis Iturburu (24).

Investigación.
La investigación judicial de lo ocurrido ese día indica, en principio, que este último realizó una mala maniobra e invadió el carril de la Eco Sport provocando el choque frontal. El martes, el fiscal Oscar Cazenave, a cargo de la instrucción de la causa, informó que los análisis forenses realizados a Iturburu indicaron que había bebido más alcohol del permitido para conducir.
Además, el joven de 24 años no era propietario del vehículo, puesto que su verdadero dueño, un vecino de la localidad de General Villegas, denunció el mismo domingo que le habían sustraído el automóvil sin su autorización desde una cochera de las calles Santiago Alvarez y Telén, en esta ciudad. El denunciante aseguró que había llegado a esta capital para visitar un familiar y había dejado el auto en ese lugar.