Trenes: comenzaron a despedir empleados del FFCC en La Pampa

LA EMPRESA FERROBAIRES YA ECHO A DOS TRABAJADORES CON 40 AÑOS DE ANTIGÜEDAD

Al menos dos cartas documentos, rescindiendo los contratos con sendos trabajadores, fueron en las últimas horas la mala noticia para los ferroviarios que cumplen tareas en nuestra provincia.
Este diario había anticipado la semana anterior que Ferrobaires despediría empleados en nuestra provincia, con lo que podía comenzar a inferirse que el regreso del tren a La Pampa está cada vez más lejos.
En esa situación de incertidumbre quedaron 25 empleados ferroviarios que trabajan en General Pico, Santa Rosa y Toay, y que podrían perder sus puestos. Es inminente que empiecen a recibir la notificación de que son prescindibles para Ferrobaires, aportaba la inquietante información.
Infortunadamente los despidos afectan ahora a un trabajador de Santa Rosa, y otro de la vecina localidad de Toay.

Readecuación.
Una carta documento, por cuenta y orden de Fernando Dotti, y que firma la asesora legal Raquel Pérez, fue la forma de comunicar la fría decisión.
Como se informara la readecuación que significará que Ferrobaires deje de existir, para pasar a ser parte de Trenes Argentinos Operadora Ferroviaria (Sofse), que es propiedad del Estado nacional, ha determinado que algunos empleados puedan pasar a ser considerados prescindibles. Ferrobaires dependía hasta ahora de la gobernación de la provincia de Buenos Aires, y Dotti había señalado que los empleados pampeanos no estaban considerados para integrarse a Sofse.

Empleados antiguos.
Muchos de los trabajadores que sufren la angustia de no saber si continuarán trabajando, son viejos empleados algunos con antigüedad que llega a más de 30 años. En los casos de los dos recientes despedidos, el de Toay se desempeñó en Ferrocarriles durante 40 años, y hace 25 estaba contratado por Ferrobaires. El otro caso es de una persona que también tenía mucha antigüedad y estaba a punto de jubilarse.
Cabe recordar que el gremio ferroviario, y el diputado nacional pampeano Martín Maquieyra, había señalado que los despidos no iban a ocurrir. La realidad estaría indicando lo contrario.
Habrá que esperar para saber qué sucede con los otros 23 trabajadores que aún continúan en sus puestos.

¿Y el tren?
El joven legislador de General Pico, también había señalado su esperanza de que el tren volviera a correr por vías pampeanas, si finalmente se concretaba el arreglo de dos puentes que sufrieron los efectos de las inundaciones.
Pero un ferrocarril con cada vez menos empleados, con las vías en franco deterioro, con el material ferroviario en estado lamentable, aquello pasaría a constituirse en una posibilidad cada vez más lejana.