“Tres meses esperando encomienda”

VECINA DENUNCIO A AFIP Y ADUANA DE GENERAL PICO

Elena Cáceres es una santarroseña que lucha con la lenta burocracia que no le permite retirar una encomienda que llegó al país el pasado diciembre y por dificultades “de tiempo y personal” de Aduana y AFIP de la norteña ciudad, no verifican lo declarado en el documento de ingreso al país con lo contenido efectivamente en el paquete.
La mujer denunció en LA ARENA, esta situación que afirma padece mucha más gente, aparte de ella. La mujer afirmó que “el tío de mi hijo le mandó un regalo de cumpleaños desde España, el pasado 15 de diciembre; el 26 llegó a Aduana de Buenos Aires”.
A partir de allí, indicó que el 2 de febrero, la encomienda cuyo contenido no quiso revelar, se encuentra en la Aduana de General Pico. A mediados de ese mes, Cáceres se comunicó con el correo de esa localidad y allí le indicaron que “estaban con poco personal y mucho trabajo y recién estaban abriendo los paquetes recibidos en enero”.
“Me pidieron paciencia y la tuve”, aseguró la mujer, que volvió a llamar a principios de este mes y la respuesta no fue muy distinta. “Tenemos muchos paquetes, falta gente y la AFIP de General Pico debe revisar cada paquete; ahora estamos abriendo los bultos de noviembre y diciembre”, paradójicamente a lo que me habían contestado la vez anterior.
Finalmente, le indicaron que el paquete “lo recibiría en mayo aproximadamente”. Profundamente consternada por la situación, reclamó que los organismos responsables realicen las tareas necesarias y aún se pregunta “¿cómo puede ser que una encomiendo tarde menos de medio mes para llegar a nuestro país y la burocracia demore más de tres meses en materializar la entrega?”.
Cáceres aseguró que AFIP de Santa Rosa no le permite interponer un reclamo para la sede de la norteña localidad y que en Defensa al Consumidor le toman el reclamo sólo presentando una carta documento, cuyo costo superaría los 700 pesos, al tener que recurrir a un abogado.