UCRA cree en “un ataque mafioso”

El local que comparte el gremio de conductores con la CTA fue atacado en la madrugada del viernes. Hubo destrozos en puertas y cristales, pero no se llevaron nada; sólo revisaron toda la documentación que había en el lugar.
El espacio donde se ubica el gremio de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y también funciona UCRA (Unión de Conductores de la República Argentina) fue atacado de forma anónima. Hubo destrozos en el mobiliario, pero no se llevaron ningún artefacto eléctrico ni documentación.
Tal como indicó el secretario general del gremio, José Cisneros, quienes perpetraron el hecho habrían ingresado al local en horas de la madrugada. "Rompieron la puerta trasera y algunos vidrios, revisaron toda la documentación que había en el lugar, pero no se llevaron nada; que es lo más curioso", manifestó el dirigente. El espacio que comparten los sindicatos se encuentra en la calle Cervantes al 400.
El secretario aseveró que lo raro fue el hecho de encontrar todo revuelto y que hayan entrado de forma tan abrupta, pero que no robaran nada. "Lo tomamos como un aviso mafioso de apriete", señaló el sindicalista. Lo que no pudo precisar fue desde qué sector se podrían haberse tomado las represalias.
"No sé si es porque ayer (jueves) acompañamos el reclamo de la Mesa Intersindical, o fue un ataque hacia la CTA; también especulamos que sea por las exposiciones que estamos llevando a cabo". Dijo esto porque precisamente el pasado jueves presentaron desde UCRA, "cuatro denuncias a empresas que no cumplen con lo que corresponde", aseguró Cisneros.
Explicó que entre ellas, hubo una denuncia ante Relaciones Laborales a la firma Dumas, por hostigamiento y perseguimiento laboral a sus trabajadores, "porque la misma empresa los presiona para que se desafilien de UCRA y vuelvan a ser de UTA (Unión Tranviaria Automotor). Lo hacen quitándoles las horas extras y no permitiéndoles cubrir los francos; así merman el bolsillo del trabajador", indicó.
Por otro lado, también fue denunciada la firma Autobuses Santa Fe, porque tal como indicó el gremialista, "desde el comienzo y hasta el momento, no tienen libreta de trabajo ni ART. Además queremos que abonen los sueldos bajo la escala salarial vigente a nivel nacional porque hoy en día, pagan los feriados y francos en negro, cuando correspondería el blanqueo de esas sumas", puntualizó.
Finalmente, Cisneros confirmó que seguirán denunciando todo lo que no se corresponda con las buenas prácticas laborales y mantendrán la lucha "para que el transporte funcione como debe ser", concluyó.