Un condenado, como en el debate real

SIMULACRO DE JUICIO EN EL PROGRAMA "LA JUSTICIA VA A LA ESCUELA"

La actividad fue organizada por el Centro de Capacitación Judicial, dependiente del STJ Justicia, y este año -por segunda vez- habrá otro simulacro en el segundo semestre, pero en General Pico, con la presencia de establecimientos educativos del norte provincial.
Por sexto año consecutivo, el Poder Judicial de La Pampa organizó un simulacro de juicio oral y público con estudiantes secundarios en el marco del programa nacional “La Justicia va a la escuela”. En el acto estuvieron presentes el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Hugo Oscar Díaz, y el ministro José Roberto Sappa.
La audiencia se realizó el viernes, en el Centro Judicial de Santa Rosa, con la participación de alumnos del Colegio 9 de Julio, de Santa Rosa, y del Instituto “Doctor Ernesto López” de Catriló. En ella se debatió un caso real -un accidente en la ruta nacional 5 que terminó con una persona muerta y otra lesionada- y, como en el juicio verdadero, el tribunal condenó al imputado por los delitos de homicidio culposo y lesiones graves culposas.
La actividad fue organizada por el Centro de Capacitación Judicial, dependiente del STJ Justicia, y este año -por segunda vez- habrá otro simulacro en el segundo semestre, pero en General Pico, con la presencia de establecimientos educativos del norte provincial.

Programa.
El programa es promovido a nivel nacional por la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional y la Asociación Conciencia, y busca que los estudiantes secundarios -ejerciendo los roles de jueces, fiscales, defensores y querellantes- tomen conciencia de su rol activo en la construcción social del valor justicia; logren formarse una imagen más cercana a la realidad del Poder Judicial; conozcan los mecanismos de toma de decisiones de los magistrados y funcionarios judiciales; y logren acentuar su confianza en el sistema de administración de justicia.
En esta ocasión colaboraron con los alumnos durante la etapa previa y en la audiencia, la jueza de control María Florencia Maza; la defensora oficial Silvina Blanco Gómez; la jueza de la Familia y del Menor, María Anahí Brarda; y el fiscal Oscar Alfredo Cazenave. También ayudaron en el proceso preliminar de charlas y explicaciones -ya que todos ellos actuaron como tutores- la fiscala Cecilia Molinari y Selva Poggi.

Participantes.
Los alumnos de quinto y sexto año del Colegio 9 de Julio, modalidad Economía y Administración, que participaron del juicio fueron Benjamín Oses como imputado; y Tomás Pérez, Jeremías Santillán, Lisandro Schneider, Juan Merlo, Violeta Passo Soria, Florencia Ferrato y Emanuel Cassabone como defensores. Ellos estuvieron acompañados por la docente Vanesa Pinardi Legaz.
Los otros compañeros que formaron parte de la experiencia fueron Matías Guzmán, Mariano Conchado, Emiliano Abad, Rocío Rodríguez, Camila Rodríguez, Lucía Alderete, Ludmila Pereyra, Macarena Rodríguez, Juan Roldán, Julián Barreyro, Blan Jensen, Victoria Hecker, Lautaro Morales, Bautista Peralta, Valentín Franceschitti, Enzo Gatica, Laila Mirazo, Agustina Relinqueo, Micaela Alonso y Brian Monnet.
Por el lado del Instituto Catriló intervinieron en el debate las alumnas Gianela Lonné, Melanie Gutiérrez Ortigoza y Venecia Rodríguez Torres como juezas del tribunal; Maia Andrada y Sebastián Galván Rial como fiscales; María Paula Curro, Valentín Marbán y Sol Méndez como peritos; Valentina Tumbarino Acosta y Florencio Velázquez como testigos; y Valentín Velozo Viceconte como víctima (quien sufrió las lesiones). Este último se llevó todas las miradas por su “actuación” debido a que ingresó apoyado en un bastión por las secuelas físicas ocasionadas por el accidente.
También participaron del proceso sus compañeros Clara Del Carril, Estefanía Milagros Díaz, Angela Martín, Yasmín Monzón, Justo Pérez Viceconte, Sofía Valdivieso, Octavio Basualdo, Renata Cortés, Agustín Costoya, Enzo Cucchiarini, Jazmín Gardón y Bautista Iriarte Fernández. El grupo estuvo encabezado por la rectora Lilia Arias y tres profesoras.