Un corte que perdura

CALLE UNANUE

Hace poco más de dos semanas, se publicó en estas páginas el corte que los vecinos del lugar habían dispuesto sobre la calle Unanue, en la cuadra que va de Macachín a la colectora de Avenida Perón. Los enormes pozos, cubiertos de agua en una arteria sumamente transitada, incluso por una línea de transporte urbano de pasajeros, eran una amenaza para las personas y los bienes materiales.
Por entonces Mario Cortina era el secretario de Obras Públicas y nadie de esa repartición oyó los reclamos vecinales. Hoy, la situación sigue igual. Ya nadie pasa por el peligroso lugar, algunos vecinos deben ingresar a contramano para llegar a sus viviendas y nadie del municipio, ahora con de Dios Herrero en la secretaría, ha tomado cartas en el tema.
Dirán, con razón, que son múltiples los problemas en toda la ciudad. Pozos y destrucción hay por doquier, pero al extremo de una calle cortada hace más de dos semanas, no tantos. Ya no el secretario, pero lo que sí coinciden son los mismos pozos con el mismo intendente.