¿Un cortocircuito en área municipal?

LA SECRETARIA DE DESARROLLO SOCIAL SALIO A PONER PAÑOS FRIOS TRAS LAS DECLARACIONES DE MARTIN

La titular de la Secretaría salió al cruce de los dichos del director de Gestión Social, Sandro Martín. Este último había afirmado que se habían duplicado las viandas por la crisis social, pero la titular de la cartera afirmó que recién en 2018 sabrán el número real del incremento. “No me atrevo a ser tan alarmista”, dijo.
Un llamativo cruce está teniendo lugar en estas horas en un lugar clave de la gestión municipal: la cartera social. Su titular, Diana Bonifacio, que tiene rango de secretaria, salió ayer a relativizar las afirmaciones que hizo uno de los directores que tiene el área, el de Gestión Social, Sandro Martín. El funcionario había afirmado que habían tenido que duplicar la cantidad de viandas que se entregan producto de la crisis social que atraviesa el país.
“En un año aumentamos más de un 100% las raciones, como también la ayuda para pagar, luz, gas y agua”, había dicho Martín el miércoles, en diálogo con Radio Noticias 99.5. A esto, el director había añadido que veía “un panorama muy oscuro”. Incluso, a título personal y como militante del radicalismo, aseguró que de haber estado en la convención de Gualeguaychu (NdR: donde se selló el acuerdo de la UCR con el PRO para conformar Cambiemos) hubiera votado en contra de la alianza con el macrismo.

Réplica.
Bonifacio fue consultada ayer por este diario en torno al incremento del reparto de viandas descripto por Martín. “En realidad no es así”, dijo la secretaria. Explicó que cuando el gobierno actual de la ciudad se hizo cargo del municipio, encontró que el área social entregaba 4.500 viandas, muchas de las cuales estaban entregadas sin criterio. Incluso mencionó que recibieron denuncias del personal respecto a que se entregaban (las raciones) a gente que no las necesitaba.
Bonifacio aseguró que, en ese contexto, realizaron una valoración de cada caso con las trabajadoras sociales del municipio y de 4.500 viandas pasaron a entregar alrededor de 1.400 o 1.500 raciones.

Concreto.
“Luego de esa reestructuración que se fue armando, al día de hoy, sí tenemos demanda de 3.000 viandas, pero no me animo a decir que hubo un incremento del 100 por ciento. El número concreto lo tendremos el año que viene”, afirmó.
La secretaria aseguró que la gestión anterior, del ex intendente Luis Larrañaga (PJ), no dejó mucha información o documentación que respaldara la cifra que el propio secretario anterior aseguraban, es decir, el reparto de 4.500 viandas. En cuanto a gestiones anteriores, Bonifacio manifestó que en la intendencia de Francisco Torroba (Frepam), en el año 2008, se entregaban 2.800 viandas, es decir, solo 200 por debajo de lo entregado en la actualidad.

“Alarmista”.
Martín también había mencionado que Santa Rosa estaba recibiendo a familias que llegaban a la ciudad buscando empleo o escapando de las inundaciones en las provincias vecinas, como Buenos Aires. Esto también fue relativizado por Bonifacio: “Siempre estamos asistiendo gente que viene de todos lados. Es histórico. Yo hace ocho años que trabajo en Salud Pública y permanentemente teníamos una demanda aunque no era una cuestión diaria. Esto no es de ahora, por eso no me atrevo a ser tan alarmista”.
La funcionaria sí reconoció que existe, desde que inició esta nueva gestión, un incremento de la demanda de ayuda social. Lo atribuyó a la paralización de las obras de construcción públicas, como el hospital, y la merma en las financiadas desde el sector privado. “Se nota que hay gente sin trabajo que requiere asistencia”, afirmó.

Viandas, desde febrero.
Diana Bonifacio, secretaria de Desarrollo Social de la ciudad de Santa Rosa, aseguró que a partir del mes de febrero su cartera tendrá una boca de atención en el Salón de Usos Múltiples del barrio Néstor Kirchner, desde donde asistirán a los vecinos que lo necesiten en esa barriada y también en el Nelson Mandela, Esperanza y Pueblos Originarios.
La funcionaria explicó que los últimos cuatro barrios construidos por el IPAV no cuentan con infraestructura para que la comuna tenga presencia. “Lo único que nosotros visualizamos en el Néstor Kirchner es el SUM que se hizo hace un par de años, a partir de eso comenzamos a trabajar con provincia; hemos mantenido reuniones con el Ministerio de Desarrollo Social para analizar cómo bajábamos las viandas desde el SUM del Néstor Kirchner, desde octubre estamos trabajando sobre esa temática porque es cierto que al no haber nada, las familias que necesitan las viandas se tienen que trasladar entre 30 y 40 cuadras hasta el comedor del río Atuel o Escalante, lo cual es imposible”, dijo.
La intención de su cartera es que la ayuda social comience a brindarse a mediados del próximo mes. “Entre lo que se está entregando en los barrios Colonia Escalante y Río Atuel, más algunas (personas) que tenemos identificadas, son aproximadamente 150 raciones de comida; lo que no significa que no se pueda incrementar; la realidad es que habrá una trabajadora social en el lugar con personal municipal”, sostuvo.
Bonifacio aclaró que las personas que necesiten el servicio pueden acercarse al Centro de Gestión donde se encuentran las trabajadoras sociales, donde se realizará una valoración de los casos.
En cuanto al reclamo del merendero del barrio Mandela, que pidió al municipio que le entregue 36 viandas para distribuir entre familias que las necesitan, la funcionaria se manifestó contraria a que la ayuda social del municipio sea distribuida a través de organizaciones de índole civil. “Debe estar presente el Estado pero no particulares, porque más allá de la buena voluntad, también hay un uso político y no estoy de acuerdo con esa modalidad. Es injusto hacer política con la necesidad”, sentenció.