Un fanático antipampeano quiere manejar el río Atuel

MENDOZA

Después de la escandalosa reunión del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) y la demanda iniciada por el Gobernador Carlos Verna por un acta trucha que nunca firmó, la provincia de Mendoza volvió a ningunear a nuestra provincia, soslayó todo lo que ocurrió la semana pasada e hizo pesar el acuerdo de antemano que había pactado con otras provincias de la cuenca y con Nación para que se habilite la construcción de la presa Portezuelo del Viento. Ayer el diputado provincial radical Gustavo Villegas hizo declaraciones a una radio mendocina en donde señaló que “La Pampa está
“Teníamos que aprobar varios temas que van quedando y que tienen que ver con las cinco provincias (Mendoza, La Pampa, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro), pero lo importante es que Mendoza obtuvo el aval político de las provincias con peso específico, como Buenos Aires y Río Negro, que se encuentran aguas abajo”, comentó Villegas sobre la reunión del Comité de Gobierno del Coirco que hacía 8 años que no se juntaba.
Asimismo, el legislador antipampeano criticó los argumentos que Verna llevó a la reunión que se realizó en el Salón de los Escudos de Casa de Gobierno. “La Pampa está acostumbrada a seguir un sistema de extorsión permanente por cada tema en que hemos estado en oposición con ellos. No tenían ningún argumento técnico como para que Portezuelo de Viento no se realizara, mucho menos jurídico, pues la obra está aprobada desde la reunión de 1973”, dijo el diputado en relación a la fotografía que muestra a Verna apuntando al pecho de Cornejo.

Reunión.
“En la reunión se trataron temas como el involucramiento de La Rioja en el Coirco, la cuenca del Desaguadero, la demanda de los juicios que Mendoza tiene por el Río Atuel, regalías hidroeléctricas y una batería de solicitudes por parte del Gobernador Verna, que cuando se quedó sin argumentos técnicos, se fue. Afortunadamente la actitud de Verna fue advertida por los otros gobernadores y en cierto punto esto fortaleció la posición de Mendoza”, afirmó.
“El reglamento interno del Coirco prevé que todas las decisiones que se tomen sobre la cuenca o el plan único de aprovechamiento de aguas del Colorado, se realicen por unanimidad, o en su defecto, la parte que se encuentra en desacuerdo tiene por único camino solicitar el arbitraje del Presidente, que ya ha mostrado su voluntad favorable a la construcción de la represa”, concluyó.

“Repensar la actitud”
Radio Andina, el sitio que entrevistó a Villegas le dio entidad a un rumor que se habría despertado en la vecina provincia ante el vencimiento, en el mes de marzo, del mandato de José Luis Alvarez al frente de la Superintendencia General de Irrigación: el nombre del diputado antipampeano es uno de los que circulan para ocupar la vacancia.
“Sería una responsabilidad muy linda e importante, considero que se pueden hacer cosas muy interesantes con el manejo del agua, que nada tienen que ver con llenar de personal o de que se pase a plantas multitudinarias”, dijo Villegas, consultado por el rumor.
“En todo lo que es irrigación, creo que hay que repensar nuestra actitud respecto de esa vieja frase que decía que éramos expertos en el manejo del recurso del agua, hoy si no nos ponemos a trabajar a corto o mediano plazo el desierto nos va a volver a ganar, por eso hay que tomar acciones contundentes y precisas, con una inversión clara y un plan estratégico importante, pensando en una Mendoza de más allá de treinta y hasta cincuenta años”, concluyó.

Antipampeano confeso
A la hora de hablar de los ríos interprovinciales y la tensión que existe desde hace décadas entre pampeanos y mendocinos, Villegas no escatima insultos y mentiras y niega, por sobre todas las cosas, el daño que ha causado a nuestra provincia el despojo del río Atuel.
En septiembre del año pasado, luego de que la Agencia Télam realizara un informe sobre el río robado, el legislador hizo declaraciones destempladas y muy desinformadas sobre el tema.
“Esta nota (dijo en relación al informe de Télam) es un claro ejemplo del poder de lobby que tiene La Pampa ante la Nación que Mendoza no tiene y ante lo que el gobernador Pérez claramente no sabe hacer nada”. El informe de la agencia oficial de noticias, añadió, “es una total mentira”.
“Que se sincere La Pampa y que digan que quieren que les mantengamos al sector pobre de su provincia en lugar de hacerlo ellos, no han hecho una puta obra por el Atuel”, dijo desencajado.
“En el fallo del ’87, pese a las pericias aportadas por Mendoza de que el Atuel termina en nuestra provincia, se falla sobre la interprovincialidad del río, un desatino total”.
Villegas consideró que “nada se hace en Mendoza para frenar este lobby que hace la Pampa, ni siquiera un abogado fijo por el tema Atuel tenemos designado. Me da miedo que Pérez no haga nada”, concluyó.

Naciones Unidas.
Este año, cuando se conoció la posición del relator de Naciones Unidas sobre el Atuel, el diputado oriundo de General Alvear volvió a la carga contra nuestra provincia y ninguneó al organismo internacional. “Se trata de una opinión, pero más allá de que sea la ONU no puede dirimir en el tema porque no tiene jurisdicción sobre esto, ya que es un conflicto entre dos Estados provinciales. De todas maneras, seguramente la provincia de La Pampa va a utilizar todos estos recursos y opiniones a su favor”, opinó.

Libro.
El corolario del caso Villegas y su clara posición en contra de los pampeanos y su derecho humano al agua lo aporta el libro que publicó el año pasado. El volumen se intitula “Lamento del Río Atuel” y lleva la bajada “historia y conflicto del río mendocino”. Aparentemente en las páginas (digitales) del libro, el legislador cuenta la historia del río robado desde la perspectiva mendocina y, desde el vamos, el autor desconoce el fallo de la Corte Suprema de Justicia de 1987 donde se declaró la interprovincialidad del río.

Compartir