Un nuevo conflicto por “La Recova”

PROBLEMAS POR LA PROPIEDAD TERMINARON CON INTERVENCIÓN POLICIAL

Otro conflicto entre los Ortiz y Corredera se registró ayer, pero esta vez requirió intervención de la policía local. El inconveniente tuvo lugar en la misma semana que el Concejo votó una normativa que deja más cerca la posibilidad de reapertura de “La Recova”.
Los hermanos Ortiz denunciaron que la familia Corredera impidió su ingreso a la confitería “La Recova”, que se encuentra cerrada, por lo que debió intervenir la policía local, en el marco de un conflicto vigente desde hace meses por la propiedad del inmueble.
Liliana Ortiz, que reclama por el uso de la propiedad, contó que le bloquearon a su familia la puerta de ingreso al local mientras que “la fiscalía indicó que podíamos entrar a nuestro condominio, nuestra preocupación era por el comandatario que lleva 20 días trabajando allí y no podía entrar”.
Agregó que “cuando logramos ingresar al inmueble, llegaron los condóminos (Corredera) que tienen asentamiento histórico y ocupan un local de joyería y de ropa y me amenazaron de muerte, con insultos y más; por eso tuvo que intervenir la policía. Nos vamos a reunir el lunes con el fiscal porque hay que resolver la situación del contrato que está vigente y el señor está esperando para entrar a trabajar, lo teníamos alquilado hacía dos años y tenemos en vía de desalojo el local de La Recova que está clausurado”.

Vidriera rota.
Ortiz, después de ese violento episodio, en el que se rompió una vidriera del local al intentar abrir la puerta, charló con LA ARENA y señaló que “Antonio Corredera perdió el título y ellos, los herederos de Abel Corredera, están en su asentamiento histórico ocupando 25 metros cuadrados más que nosotros en la joyería y ropa. Nosotros estamos en La Recova en vías de desalojo, estamos esperando la sentencia judicial, y otro local”.
“Esto es un condominio con asentamiento histórico. Cuando Corredera pierde el título por la vía judicial y la Corte Suprema nos otorga la escritura, a través del Registro de la Propiedad, ya tenemos la posesión. Nosotros somos copropietarios en un 50 por ciento del condominio por escritura. Ellos están en su condominio pero no hicieron la sucesión. Hace 27 años que están en su parte. Ellos dicen que son dueños de todo, pero es 50 y 50”, añadió.
La familia Corredera, según Ortiz, “no admite” que Antonio Corredera siendo administrador, abogado y apoderado de Camarero no podía comprar lo que administraba y lo compró. “Entre los hermanos Corredera surgió una pelea 17 años antes y van a juicio, presentan una escritura y el juez la anula y vuelve al acto anterior a la compra”, añadió.
“Los herederos de Corredera y Antonio Corredera denunciaron a todo el mundo, la municipalidad hace ordenanza a la medida de ellos. Es un desastre, un horror”, siguió.
La Recova actualmente está en el centro de una disputa por la propiedad entre la familia Ortiz y Corredera, que no pudo entregar un contrato de locación ya que no tiene el aval del resto de los dueños del lugar. El sitio fue clausurado por ello y permanece cerrado.