Un pampeano espera traslado a la provincia

ARRESTADO EN MENDOZA

Carlos Ponce, un pampeano de 40 años que fue detenido en Real del Padre, Mendoza, y sobre el que pesa una condena por abuso sexual, permanece detenido en la cárcel de San Rafael hasta que la justicia ordene su traslado a nuestra provincia adonde cometió -en reiteradas ocasiones- abuso sexual contra su hijastro, un niño de 11 años discapacitado, producto de un retardo madurativo.
Tras la denuncia realizada por su pareja, Ponce fue absuelto durante el primer juicio que se sustanció en su contra en 2013, y producto de una serie de apelaciones volvió al banquillo de los acusados en febrero de este año, donde un tribunal lo condenó a 14 años de prisión por el delito abuso sexual doblemente agravado por acceso carnal y por ser la víctima quien estaba a su cargo en calidad de guarda.
Ponce escapó de La Pampa, luego de que un tribunal de instancia superior confirmara su condena en agosto pasado y desde entonces era intensamente buscado por la justicia y policía provincial. Mediante una tarea de policial de inteligencia articulada con Mendoza, se determinó que el abusador estaba oculto en una casa de Real del Padre, lo cual fue comprobado por personal de la Unidad Investigativa de General Alvear, quien lo detuvo hace ocho días.