Un posible cierre del relleno sanitario

La Municipalidad de Santa Rosa plantea que se podría “cerrar el relleno sanitario porque hace rato que dejó de cumplir esa función”. El intendente, Leandro Altolaguirre, expresó que “es un basurero a cielo abierto”, y piensa en implementar un “sistema de recolección diferenciada de residuos”.
El jefe comunal indicó que en el futuro se podría cobrar una tasa tarifaria para poder pagar la separación diferenciada de residuos “que es un servicio que se le brinda al vecino”. Sostuvo que de esa manera “podremos sacar de la precariedad laboral a la gente que trabaja en el relleno o en la calle y que sean trabajadores formales”.
Respecto de la planta que nunca llegó a funcionar en el Relleno Sanitario, reconoció que ha sufrido el vandalismo al ser “desguazada”, ya que “falta la cinta transportadora, se han robado los cables, la desmantelaron”.
Altolaguirre informó a LA ARENA que mantuvo reuniones con la Subsecretaría de Ecología y con el ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, con el objetivo de conseguir fondos.
En este sentido, aseguró que “está por llegar la máquina topadora, que fue comprada en la gestión de (Francisco) Torroba, la que tuvo muchos desperfectos y para poder hacer el mantenimiento del lugar demandó costos extras, como el alquiler de una máquina de Jubete Empresa Constructora (que sufrió un desperfecto mecánico y se incendió)”.
Respecto de la máquina que debió ser refaccionada, Altolaguirre señaló que los costos de esos arreglos equivalen al alquiler durante dos meses de la topadora de Jubete y que superan los 50 mil pesos.

Compartir