“Un precedente para imitar”

BERHONGARAY Y LA IMPRESCRIPTIBILIDAD DE DELITOS DE CORRUPCION

Nuestro país adhirió a la Convención Interamericana contra la Corrupción. Obliga a realizar esfuerzos institucionales para detectar, sancionar y erradicarla en el ejercicio de las funciones públicas.
El reciente fallo de la Cámara Federal de La Plata, que declaró imprescriptibles los delitos de corrupción, aunque no obliga directamente a la justicia pampeana, sin dudas resulta un precedente que de alguna manera puede condicionarla para mandar a archivo causas donde se investigue corrupción. El diputado provincial Martín Berhongaray (Frepam) razona que “no le resultará fácil a ningún juez declarar la prescripción en esos casos”.
-¿Qué implicancias tiene en La Pampa el fallo de la Cámara Federal de La Plata que declaró imprescriptibles a los delitos de corrupción?
-Es un precedente muy valioso que sería bueno que sea imitado no solo por la justicia pampeana sino también por la de todo el país. Tengo bien en claro que es imposible garantizar el respeto de los derechos humanos cuando el Estado se convierte en instrumento de la corrupción.
-Los jueces pampeanos están obligados a subordinarse a ese precedente?
-Legalmente no los obliga, pero es tan contundente y correcta la decisión de la Cámara Federal de La Plata que de ahora en más no le va a resultar fácil a ningún juez declarar la prescripción de una causa donde se investiga un hecho de corrupción.
-¿Por qué se tardó tanto en llegar a ese resultado?
-Seguramente la demora tuvo que ver con los vínculos estrechos que siempre existieron entre un sector importante de la justicia y el poder político que es renuente a que se investigue la corrupción y mucho más a que se condenen a los corruptos. Esa complicidad también explica por qué el Congreso Nacional no logra avanzar con las reformas normativas que sienten la imprescriptibilidad de los delitos cometidos contra la administración pública.
-Es necesario una reformulación de la legislación.
-Hace mucho tiempo que distintos organismos internacionales como la OEA vienen pidiéndole a Argentina que adopte medidas correctivas para revertir la altísima tasa de las investigaciones por corrupción que prescriben todos los años.
-¿Hay proyectos presentados en ese sentido?
-Si, hay varios proyectos pero inexplicablemente no avanzan. Yo hace algunos años presenté un proyecto en la Legislatura de La Pampa para que se remita al Congreso Nacional una nómina de cada uno de los delitos contra la administración pública que debieran declararse imprescriptibles, dentro de los cuales están incluidos los hechos de corrupción.
-¿Qué leyes es necesario reformar para que la corrupción sea declarada imprescriptible?
-Hay que incluir la imprescriptibilidad en el artículo 67 del Código Penal, pero no sólo de la corrupción sino también de muchas otras conductas cometidas por funcionarios públicos que perjudican al Estado y a la sociedad. Hace mucho tiempo que debió hacerse esa modificación porque no nos olvidemos que por la ley 24.759 Argentina aprobó la Convención Interamericana contra la Corrupción que obliga a los Estados a hacer todos los esfuerzos institucionales para detectar, sancionar y erradicar la corrupción en el ejercicio de las funciones públicas.

Compartir