“un psicopedagogo es un docente más en el aula”

MINISTRA GARELLO

Para la ministra de Educación de la provincia, María Cristina Garello, el psicopedagogo en la escuela “es un docente más”. De esa manera la funcionaria defendió en la comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados el proyecto de ley del Poder Ejecutivo que introduce modificaciones a la ley 2144, de creación del Colegio Profesional y Ejercicio de la Psicopedagogía.
Agregó que “la función del o la psicopedagogo en la escuela es la de acompañar al proceso pedagógico de los alumnos, o sea no hace clínica ni tratamiento”. La iniciativa gubernamental pretendería aportar mayor claridad en cuanto a la no obligatoriedad de matriculación para aquellos psicopedagogos que sólo se desempeñan en el sistema educativo provincial o en la administración pública provincial”.

“Tercera posición”.
Garello sostuvo que este año no se designó psicopedagogos para el ciclo lectivo 2017, “adoptando una tercera posición ante la disyuntiva que planteaba la medida cautelar que la Justicia había dictado a partir de una presentación del Colegio Profesional y Ejercicio de la Psicopedagogía -exigía que los psicopedagogos que se desempeñasen en el sistema educativo tuvieran que ser todos colegiados-, y que de haberla respetado, hubiera colisionado con el Estatuto Docente de nuestra provincia que no reconoce esa obligatoriedad en su articulado”.
Asimismo expresó que la pretensión es “alcanzar una solución porque es necesario atender la demanda de los chicos en las escuelas que, a partir de un criterio inclusivo como el adoptado en los últimos tiempos, contempla a alumnos que necesitan del acompañamiento de los psicopedagogos”.

Igual que con los médicos.
La ministra indicó que “en el Ministerio de Educación existe una jerarquía en el contralor de la actividad, que va desde la maestra pasando por el director e incluso por los coordinadores de área”. Aseguró que para la normativa con la que se rige el Ministerio de Educación de Nación, la única diferencia entre el psicopedagogo y el licenciado en psicopedagogía es la posibilidad que tiene el primero de investigar, como una de sus incumbencias”.
Dijo que el criterio es el mismo que se utiliza con los médicos “que sin ser matriculados, pueden igual ejercer la función docente en la asignatura Anatomía, por ejemplo. Ni el psicopedagogo ni el maestro, por más que orienten a los padres en cuanto a un apoyo externo fuera de la escuela, hacen clínica”, completó.

El Colegio cuestiona
El Colegio de Psicopedagogos de La Pampa cuestionó el intento del Ministerio de Educación provincial de controlar el ejercicio de la profesión en el ámbito de la administración pública. Sandra Murray, titular de la entidad, dijo que hay un fallo judicial que establece que es ilegal contratar personas que no estén habilitadas para el ejercicio de la profesión y pide a Educación que se abstenga de hacerlo.
“Cuando alguien sea atendido en la administración pública por un psicopedagogo, debe tener garantía que reúne los requisitos establecidos por ley para el ejercicio profesional”, dijo.