Un reclamo de una abuela

UN AÑO SIN VER A SUS NIETAS

Herminda Schafer es una vecina que se acercó ayer a la redacción de LA ARENA para denunciar que su nuera, una vez separada de su hijo, se mudó de la ciudad y se llevó a sus hijas. Ahora, desconoce el domicilio actual de las niñas y cómo se encuentran.
La mujer de 68 años es madre de tres hijos y tiene cuatro nietos. Dos son las niñas fruto de la relación entre su hijo Ricardo y su ex pareja. Luego de años de relación decidieron separarse. Lo extraño ocurrió cuando tiempo atrás su hijo concurrió a la Escuela Normal para presenciar un acto en el que las niñas participarían, pero las autoridades del establecimiento educativo le comunicaron que su ex pareja había decidido dejar la ciudad y llevarse a las pequeñas.
Pese al mal trago, su hijo consiguió conocer que la madre de sus hijas se había radicado en Trenque Lauquen y él decidió mudarse allí. Pero, transcurrido el tiempo y largas discusiones por la tenencia de las niñas, la mujer formó una nueva pareja y volvió a mudarse.
Hace más de un año que Herminda y el resto de su familia no ven a las menores. Su hijo sigue luchando, pese a la afectación anímica y emocional que le genera la difícil situación.
El problema, según Herminda, parece ser el accionar judicial, que no avalaría la relación entre el padre y sus hijas, y el resto de la familia del costado paterno. Schafer reclamó justicia y la pronta intervención de un juez que ayude a retomar el contacto con sus nietas.