Un reclamo familiar

DESBORDES CLOACALES

María Marinangeli y su hijo Marcos Phul, padecen serios problemas respiratorios y conviven con los desbordes cloacales, que rebalsan en su casa. Pese a los interminables llamados al municipio capitalino, fueron dos veces a solucionar su problema, pero éste nunca cesó.
La mujer, de 64 años y su hijo de 30, padecen “tos y cuadro de disnea de larga data”, según un certificado médico emitido el pasado martes. La mujer denunció que son incontables los problemas que padece su vivienda, ubicada en la calle Santiago Ortiz al 500, del barrio Aeropuerto, dado que hace algunos años sufrió una serie de problemas de construcción.
Posteriormente, este desborde cloacal que se registra en el lateral de su casa y también se replica en el interior del domicilio, pone a prueba sus defensas y agrava su situación de salud. La mujer reclama una pronta solución a la comuna, que le permita sortear estos inconvenientes que afectan seriamente su salud y la de su hijo.
Agotada de recurrir al teléfono de reclamos, hizo público su padecer para que las autoridades pertinentes tomen cartas en el asunto.