“Un terrible vaciamiento”

RECLAMO DE TRABAJADORES DE AGRICULTURA FAMILIAR

Trabajadores del sector de Agricultura Familiar realizaron ayer un paro y se sumaron a una protesta nacional. Fabián González, delegado de ATE en la Secretaría de Agricultura Familiar local, señaló que la medida obedece “al ajuste y al vaciamiento” del organismo. El paro se replicó en distintos puntos del país, a la misma hora.
Desde las 10 de ayer, trabajadores del área se ubicaron sobre el lateral de la plaza San Martín, para hacer visible su reclamo. El delegado de ATE informó que “esto está enmarcado en un paro nacional convocado por trabajadores de Agricultura Familiar, tiene la característica de que todas las provincias están realizando la medida en el mismo momento”.
Agregó que “estamos haciendo una muestra de feria de productos que han traído familiares de comunidades aborígenes que acercaron a la plaza. Los motivos son los mismos: no podemos terminar con el ajuste ni el vaciamiento de la Secretaría, ni los despidos que se han realizado en el área, con el agravante de que tampoco se reincorporaron los compañeros a los que la Justicia le ordenó al ministerio que lo haga, estamos con una gravedad bastante complicada”.
Aseveró que “nos hemos enterado que quieren fusionar la Secretaría de Agricultura Familiar en una Coordinación de Economía y Desarrollo Territorial por orden del ministro de Agricultura (Ricardo) Buryaile, con todo lo que eso significa y la gravedad que reviste: la pérdida de identidad, una institución que hace 25 años que está al servicio de los más vulnerables. Las expectativas son bastante negativas y tenemos un vaciamiento presupuestario terrible”.

Precarización.
Con respecto a las negociaciones con la funcionaria local, González aseguró que “tenemos conversaciones asiduamente, pero a veces, por más que haya voluntad para tratar de solucionar los problemas, hay decisiones políticas y estructurales que vienen de más arriba. Venimos hace muchos años con precarización laboral y obviamente, se agarran del hilo más delgado para recortar y ajustar, perjudicando a los trabajadores”.
El trabajador delegado expresó que “los afectados son seis monotributistas en el ámbito local, pero existen alrededor de 300 afectados a nivel nacional”.
“Ese número se puede incrementar porque las renovaciones de esos contratos se están haciendo de forma trimestral y desde septiembre en adelante, no se sabe qué va a pasar”, concluyó.

Compartir