Un verano más caluroso de lo normal

Cuando la provincia comenzaba a recuperarse de las inclemencias del tiempo, la extensa temporada de lluvias que originó inesperadas inundaciones en distintas localidades, el Servicio Meteorológico Nacional publicó un informe en el que pronostica la venida de un verano más caluroso de lo normal. El fin de semana que pasó, en donde hicieron máximas de 35 grados de temperatura, fue solo un botón de muestra de los meses por venir: el informe del SMN indicó que para el período noviembre-diciembre-enero “se prevé mayor probabilidad de ocurrencia de temperatura media superior a la normal en toda la Patagonia y Cuyo” y “superior a la normal o normal en el NOA y zona central del país”.
Por otra parte, el organismo nacional comunicó que “se prevé mayor probabilidad de ocurrencia de precipitación “normal sobre el centro y norte de Patagonia, Cuyo y región central y norte del país”, situación que de concretarse daría un respiro a las localidades del noreste provincial que en el último tiempo han estado colapsadas por el agua.

¿Más que el año pasado?
El 6 de enero del año pasado, la capital de la provincia fue noticia nacional porque se convirtió en un verdadero infierno: Santa Rosa fue la más calurosa del país con un registro que trepó a los 40.9 grados de temperatura. Pero el calor no solo afectó a La Pampa, fue una ola que extendió por todo el país y que incluso obligó a suspender una de las jornadas del rally Dakar. Para ver comprobar las altas temperaturas “por encima de lo normal” pronosticadas por el SMN habrá que esperar a los próximos días. A priori, los vaticinios indican que va a ser un verano infernal.

Compartir