Un pampeano será veedor en las elecciones de Ecuador

El asesor legislativo del Partido Justicialista en la Cámara de Diputados, Bruno Gonzalo Ramírez, viajará a Ecuador como observador internacional de las elecciones presidenciales a desarrollarse el domingo 17. “Voy a ser testigo directo de un momento histórico para Latinoamérica”, dijo al conocer la designación.
Ese día, 11.600.000 ecuatorianos irán a las urnas para elegir presidente y vicepresidente, 137 asambleístas (legisladores) y cinco parlamentarios andinos. El actual mandatario, Rafael Correa, que asumió en el cargo en 206, irá por su tercer mandato en nombre de la alianza PAIS y confrontará con otros siete postulantes.
El Consejo Nacional Electoral de ese país es el máximo órgano en todo lo relativo a garantizar la legalidad del proceso electoral. En tal sentido, y a pedido de varias organizaciones nacionales e internacionales, se dispuso la conformación de un grupo de 320 veedores internacionales, que participará con el objetivo de garantizar la transparencia de los resultados.
Algunos de los observadores fueron propuestos por los propios partidos políticos y otros fueron nombrados a partir de convenios que Ecuador firmó con organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA).
“En mi caso, me propuso el Partido Socialista Ecuatoriano que forma parte de la alianza País”, indicó Ramírez. “Tuve que enviar mi currículum y una carta y, hace una semana, luego de un proceso de selección, me confirmaron que había sido designado”, agregó.
El asesor del PJ remarcó que “en lo laboral es algo muy importante para mí ya que me permite relacionarme e interactuar con profesionales de todo el mundo. Además voy a participar de importantes reuniones, ya que durante mi estadía en Ecuador se llevará a cabo una reunión extraordinaria de la Unión Interamericana de Organismos Electorales para debatir aspectos tan trascendentales para cualquier país democrático, como lo son las elecciones, su desarrollo y los controles que se llevan a cabo para que sean totalmente transparentes”.
Ramírez irá como veedor a la ciudad de Esmeraldas, cabecera de la provincia que lleva el mismo nombre y que está ubicada a 300 kilómetros de Quito. El lunes, en ese distrito, acuchillaron a dos partidarios de Correa en un mitín realizado en la localidad de Quinindé, apenas veinte minutos antes de que el presidente llegara al lunes para encabezar un acto de campaña.
“En lo personal -acotó el observador- es un orgullo inmenso poder ser, de alguna manera, testigo directo de un momento histórico para la región y en cierto sentido para el futuro de un proyecto político, que no sólo comprende al Ecuador sino que tiene similitudes con lo que sucede en varios países de Latinoamérica”.

Manual de acción.
Más adelante, Ramírez -hijo del actual entrenador de All Boys, Ramón Ramírez- contó que recibió un manual de acción describiendo cómo participará activamente el día de las elecciones, ya que desde muy temprano presenciará el traslado de las urnas a los sitios de votación. “El manual indica derechos y obligaciones. Estamos autorizados para intervenir en conflictos como testigos, aunque no en su resolución, aunque sí se nos autoriza a una intervención legitima como mediadores”.
Entre los observadores que irán a Ecuador figuran la Unión Interamericana de Organismos Electorales, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, la Unión Africana, la Liga Árabe, el Parlamento Andino y el Grupo de Países de Latinoamérica y el Caribe de Naciones Unidas (Grulac) y personalidades como el argentino Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz; el ex presidente panameño, Martín Torrijo; el poeta brasileño Thiago de Mello y el ex presidente del Parlamento Latioamericano, Jorge Pizarro.
“El otro gran desafío que se me presenta es poder transmitir toda la experiencia en La Pampa, dentro de los ámbitos institucionales y partidarios donde trabajo y participo, y en otros espacios que trabajen con la temática”, concluyó Ramírez.