Un régimen para refugiados sirios

MIGRACIONES EMITE PERMISOS A TRAVES DE UN PROGRAMA ESPECIAL HUMANITARIO

La delegada de Migraciones, Paula Grotto, explicó que Argentina creó en octubre de 2014 un programa especial para facilitar el acceso de refugiados sirios al país, y destacó la política “humanitaria” del gobierno nacional.
La delegada de la Dirección Nacional de Migraciones en la provincia, Paula Grotto, destacó ayer la implementación del programa impulsado por el gobierno nacional para facilitar el ingreso al país de extranjeros afectados por el conflicto que se profundiza en Siria. La Pampa, por ahora, no recibió ningún refugiado sirio y en el país, en 2014, llegaron alrededor de cien personas.
El Programa Especial de Visado Humanitario para Extranjeros Afectados por el Conflicto de la República Arabe de Siria, según Grotto, “implica un régimen especial para facilitar el ingreso al país a raíz del conflicto armado en Siria, es decir personas de nacionalidad siria y sus familiares o palestinos residentes habituales o que hubieran residido en Siria y recibido asistencia de la ONU”.
“Fiel a nuestra tradición de recibir a inmigrantes y en cumplimiento de la Constitución, la iniciativa surgió en 2014 por lo que no representa una reacción espasmódica del gobierno nacional, que además en la elaboración incluyó a asociaciones directamente relacionadas con los ciudadanos sirios”, señaló la delegada de Migraciones en la provincia.
Según Grotto, el programa tiene la finalidad de entregar “una respuesta concreta a la grave crisis humanitaria” generada por el conflicto armado, que se inició hace más de cuatro años y que afecta a millones de refugiados, cuya mitad son niños. “Para la elaboración de este programa intervinieron varias organizaciones sirio-libanesas como el centro cultural islámico y la Confederación de Entidades Argentino-Arabes”, agregó.

Ingreso de refugiados.
“El tramite para el ingreso de refugiados al país debe ser iniciado por una persona que actúe como llamante o requirente ante Migraciones quien debe acreditar vinculo de parentesco ascendente, descendiente o colateral hasta el cuarto grado o de afectividad con la persona beneficiaria que quiere entrar con la visa humanitaria”, añadió la funcionaria nacional.
Siguiendo en la explicación, Grotto contó que al ser aprobado el trámite, se emite un “Permiso de ingreso” para que el “beneficiario lo presente en el consulado argentino en Damasco o en alguno de los países que se encuentran afectado por el conflicto y se otorga una visa humanitaria para luego viajar a Argentina”.
El permiso para residir en el país tiene una duración de dos años y se otorga un DNI con el mismo plazo de vigencia, mientras que cuando se vence el tiempo se puede solicitar una prórroga más por un año y al finalizar este nuevo plazo pueden solicitar una residencia permanente.
Además, Grotto comentó que “independientemente de este programa, venimos recibiendo refugiados de distintos lugares del mundo” y la Comisión Nacional para los Refugiados “se ocupa de reconocerles esa condición, documentos y articula con otros organismos estatales u organizaciones civiles para procurar su asistencia e integración en la sociedad”.