Un violento choque

ACCIDENTE SIN HERIDOS

Un Ford Focus -color champagne, dominio IXF 926- chocó violentamente ayer a las 19.15 contra un Volkswagen Bora -color azul, dominio EWY390- en la intersección de las calles Ferrando y Toay, en el Barrio Empleados de Comercio. Según informaron fuentes policiales a este diario, “ambos autos transitaban a una velocidad considerable” pero “el que tenía paso era el Focus”.
A bordo del Bora -que circulaba por Ferrando- iba una mujer con dos niños. En el Focus iba sin acompañantes un muchacho mayor de edad. Afortunadamente nadie debió ser trasladado al hospital, sin embargo los coches quedaron bastante destruidos.
Los vecinos del Empleados de Comercio relataron a LA ARENA cómo se sintió el estruendo que generó el choque. “Fue cómo un estallido. En casa temblaron hasta los vidrios. Por suerte nadie salió lastimado, pero los nenes que iban con la mujer estaban muy asustados y lloraban”, dijo una vecina que tiene la vivienda en la esquina donde ocurrió el impacto.
El Focus sufrió daños en todo el frente y hasta se le activaron los airbags frontales, en tanto que el Volkswagen -que fue impactado en el lado del acompañante- quedó con uno de sus laterales abollados de punta a punta y una llanta completamente doblada. A raíz de la colisión este último vehículo se subió al cordón cuneta y terminó con las dos ruedas delanteras sobre la vereda. Fuentes de Accidentología informaron que “la mujer que manejaba el Bora tenía el carné de conducir vencido”.