Una condena a prisión

ABUSO SEXUAL

El juez de control Mauricio Piombi, a través de un juicio abreviado, condenó a Ricardo Mario Zamora a tres años de prisión de efectivo cumplimiento por ser autor del delito de abuso sexual simple contra una menor de 13 años (artículo 119, primer párrafo del Código Penal).
El abreviado fue convenido entre el fiscal Marcos Hernán Sacco, la defensora oficial María Silvina Blanco Gómez y el propio imputado, un empleado de 59 años, que admitió la autoría del hecho. La denunciante, la madre de la víctima -una niña de siete años-, se mostró satisfecha con el fallo ante una consulta de la fiscalía.
El hecho investigado ocurrió el 8 de septiembre pasado y se resolvió con una condena en 40 días. Piombi dio por probado, en base a la investigación preparatoria, que ese día a las 11, Zamora -que se encontraba trabajando como albañil-, “tomó por la fuerza” a la niña en la calle para besarla, taparle la boca y efectuarle tocamientos dentro de una vivienda.
En los fundamentos de la sentencia, Piombi indicó que las acciones de Zamora resultaron “actos de connotación sexual, resultando típicos del delito -desde el punto de vista jurídico-, por la sola circunstancia de tratarse de una niña menor de trece años; para la cual la ley presupone falta de madurez para comprender el alcance y significado de esta clase de sucesos. En este caso la protección del bien jurídico va más allá de la libertad sexual, comprendiendo la protección de la menor por esta sola circunstancia”.

Compartir