Una condena por abigeato

TRES AÑOS DE PRISION

El juez Mauricio Piombi condenó ayer a Raúl Alvarez Pérez (37), Leonardo Maldonado (29) y Marcos Loyola (41) por el delito de abigeato, con tenencia de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización, ocurridos en las localidades de Toay y Anguíl. Uno de ellos irá a prisión. Además, los imputados deberán pagar los daños ocasionados a los damnificados, abonando la suma de 30 y 15 mil pesos.
El fiscal Facundo Bon Dergham calificó el accionar de Alvarez Pérez como “constitutivo del delito de abigeato en dos hechos independientes en concurso real, con el delito de tenencia de arma de fuego de guerra sin la debida autorización, en calidad de autor”. En relación a Maldonado, como “constitutivo del delito de abigeato en un hecho, en concurso real, con el delito de tenencia de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización, en calidad de autor”.
Mientras que Loyola fue calificado como “constitutivo del delito de encubrimiento por receptación dolosa, en calidad de autor”.
Bon Dergham solicitó que se condene a Alvarez Pérez, a la pena de tres años y quince días de prisión de efectivo cumplimiento, con costas. En relación a Maldonado, solicitó una pena de dos años de prisión de ejecución condicional, con costas, imponiéndosele reglas de conducta y deberá cumplir con el pago de la reparación económica. En tanto que por Loyola solicitó una pena de seis meses de prisión a cumplirse bajo la modalidad de prisión nocturna, con costas, imponiéndosele reglas de conducta y también deberá cumplir con el pago de la reparación económica.
Los imputados Alvarez Pérez y Maldonado, fueron asistidos por la abogada defensora Vanesa Ranocchia Ongaro, mientras que Loyola fue asistido por Gastón Gómez.

Los hechos.
Entre las 19.30 del 14 de enero y las 8.30 del 15, Raúl Alvarez Pérez, ingresó a bordo de un rodado de tamaño chico al cuadro lote 5 de la estancia “la Nueva Escocia”, ubicada en la zona rural de Anguil. Una vez en su interior dio muerte con una carabina a dos vacunos raza Aberdeen Angus, de aproximadamente 450 kilos, sustrayendo posteriormente las paletas, cuartos traseros y lomos, dejando las viseras en el lugar.
Durante el 28 de julio, entre las 17 y las 20, Alvarez Pérez y Leonardo Maldonado, dieron muerte a cuatro vacunos raza Angus (preñadas), las cuales fueron faenadas en el predio rural “Anquiloo” donde se encontraban, en el departamento de Toay. Poco tiempo después de haber cometido el delito, los imputados, junto a Marcos Loyola, fueron sorprendidos en un operativo de control realizado en la ciudad de Santa Rosa.