Una condena unificada

POR TRES HURTOS

El juez de control Carlos Matías Chapalcaz condenó ayer a Gustavo Ariel Cools a un mes de prisión por ser autor del delito de hurto simple en tres oportunidades y le unificó la sanción con otra anterior en una pena única de nueve meses de prisión de cumplimiento efectivo. La sentencia fue dictada después de que el fiscal Carlos René Ordas, el defensor oficial Martín García Ongaro y el imputado, de 27 años, propusieran un acuerdo de juicio abreviado como salida alternativa al conflicto penal.
El primero de los hechos delictivos se produjo el 13 de agosto del año pasado, en una farmacia céntrica. Recientemente, el 26 de mayo, hurtó en otra farmacia y el 29 de julio en un local comercial. En todos los casos sin ejercer fuerza ni violencia.
Chapalcaz tuvo en cuenta, entre otras pruebas, registros fílmicos, fotografías y el acta de secuestro de las zapatillas del acusado. Si bien por los hurtos recibió un mes de cumplimiento efectivo, la sanción se amplió a nueve meses porque las partes convinieron aunar esa sentencia con otra anterior que le dictó el entonces juez de audiencia, Miguel Ángel Gavazza, el pasado 6 de septiembre.
En esa oportunidad, Cools -en otro abreviado- había sido condenado a ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo. Esa pena también había sido unificada. Gavazza le dio 15 días de prisión por hurto simple, en grado de tentativa, porque el 14 de agosto de este año había intentado sustraer productos de un comercio y fue detenido por un policía que estaba en la puerta, y se la unificó con otra de ocho meses en suspenso en una única de ocho meses de cumplimiento efectivo. Actualmente el imputado permanece detenido en la alcaidía santarroseña.