Una denuncia contra el PAMI de General Acha

¿ABANDONO DE PACIENTE?

Una vecina de General Acha remitió una carta a esta redacción en la que se quejó por el trato que el PAMI le dio a su madre, de avanzada edad, y reclamó que una situación así no vuelva a ocurrir, ni con su madre ni con ninguna otra persona.
Por la gravedad y por la persona afectada, el hecho “debe ser considerado por las autoridades del PAMI competentes y, consecuentemente, adoptar las medidas que fueren menester, con la finalidad que en el futuro no se repitan y afecten a los adultos mayores”.
En la carta que envió a esta redacción, Ana María Corral explicó que “el día 8 de septiembre, mi madre, la señora Nélida Robustiana Esparza, afiliada de PAMI, de 90 años, paciente crónica y con un cuadro de Alzheimer, sufrió un accidente doméstico en su domicilio que le generó un traumatismo”.
Producto de esa caída y del traumatismo que generó, su médico ordenó la realización de una Tomografía Axial Computada (TAC) de columna con contraste lumbosacra “con carácter urgente”. Ese tipo de tomografía requiere “una preparación exigente” por parte del paciente, incluyendo 8 horas de ayuno total, señaló Corral.
Para concretarla, la señora se sacó un turno en un instituto de diagnóstico por imágenes de Santa Rosa para el 20 de septiembre a la hora 17.45. “A esos efectos -informó-, realicé personal y anticipadamente el trámite para pedir una ambulancia para el traslado de mi madre, todo ello ante la sede INSSJO UGLXX de General Acha, informándome que la ambulancia pasaría a buscar a mi madre el día acordado ya que el trámite estaba autorizado”.
Sin embargo y pese a la confirmación de la sede Acha del PAMI, “la ambulancia jamás llegó, nunca pasó a buscar a mi madre, y tampoco me avisaron que no iba a venir”, denunció la señora.
Esta irregularidad “resulta sumamente grave para mi madre” por cuando a raíz de su avanzada edad y estado de salud “resulta dificultosa la realización de una nueva preparación” para el estudio.
El estudio, reiteró Corral, fue solicitado por el profesional interviniente con carácter de urgente”, aunque ello a juzgar por lo sucedido “no conmovió la sensibilidad y atención de los agentes del PAMI”, reflexionó.
La vecina expuso lo sucedido a fin de “aportar a la sociedad y a las autoridades del PAMI para que estos hechos que afectan a un sector muy sensible de la sociedad, los adultos mayores, no vuelvan a ocurrir”.

Compartir