Una multitud preguntó dónde está Santiago Maldonado

MAS DE UN MILLAR DE PERSONAS SE CONCENTRARON EN PLAZA SAN MARTÍN

A dos meses de la desaparición del joven tatuador en Cushamen a manos de la Gendarmería, hubo marchas en todo el país y Santa Rosa no fue la excepción. La jornada cerró en las escalinatas de la UNLPam con un documental del caso.
“Yo sabía / yo sabía / que a Santiago / se lo llevó Gendarmería”. El cántico, como un mantra, fue repetido ayer por el millar de personas que asistió a la concentración y posterior marcha por Santiago Maldonado, el joven tatuador que desapareció hace dos meses en Cushamen cuando la fuerza federal irrumpió con un violento operativo en una comunidad mapuche.
Grandes y chicos, integrantes de organizaciones sociales y gremiales, militantes de partidos políticos y ciudadanos autoconvocados se reunieron a las 18 en la plaza San Martín para exigir (nuevamente) por la aparición con vida de Maldonado y denunciar al Estado nacional como autor del operativo pero también por el encubrimiento que a los efectivos de Gendamería.
Entre los presentes estuvo la senadora nacional por el Partido Justicialista Norma Durango que se sumó al pedido de Justicia. La ex vicegobernadora fue de las pocos funcionarios que se acercaron al lugar: no hubo legisladores provinciales, ni tampoco funcionarios municipales.

La marcha.
La manifestación convocada por el Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos fue una de las tantas que se realizaron ayer a lo largo y a lo ancho del país para conmemorar el lamentable aniversario de una nueva desaparición en democracia.
En un primer momento se creía que la seguridad de la marcha no estaba asegurada porque desde el municipio no habían garantizado los efectivos de tránsito necesario para el corte de calles. Finalmente no hubo ningún tipo de incidente y todo transcurrió en normalmente, a diferencia de otras ciudades en donde hubo infiltrados que intentaron manchar el reclamo.
Una hora después de la concentración y luego de haber escuchado distintos documentos, todos los presentes se agruparon en una caravana detrás de una bandera que bregaba “Memoria, Verdad y Justicia” para marchar por la avenida San Martín hasta la Casa de Gobierno.

Documental.
De regreso a la plaza San Martín, se proyectó en las escalinatas de la Universidad Nacional de La Pampa el documental “Resistencia a desaparecer” basado en la investigación del periodista de Página 12 Sebastián Premici. El film, que cuenta el caso Maldonado, es una producción de Cadena del Sur con locución de Víctor Hugo Morales que ayer se exhibió en más de 270 ciudades del mundo en donde se realizaron marchas y manifestaciones.

Otra vez, miles marcharon por el país.
A pesar de la lluvia, una multitud colmó ayer por la tarde la Plaza de Mayo para reclamar la aparición con vida del joven Santiago Maldonado, visto por última vez en Chubut durante la represión de la Gendarmería a la comunidad mapuche de Cushamen. Hubo marchas en todo el país.
“Te estoy buscando, te seguiré buscando, más allá de intuir dónde te tienen”, leyó Sergio Maldonado en una carta a su hermano. Además, hubo críticas al Gobierno nacional, que a dos meses de la desaparición todavía defiende a la fuerza de seguridad y sigue sin dar respuestas, informó el diario Página 12.
Desde un escenario montado de espaldas a la casa Rosada y ante una Plaza de Mayo colmada, la familia de Santiago Maldonado exigió su aparición con vida. La convocatoria de la familia Maldonado, que fue visto por última vez durante la represión de Gendarmería a la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia el pasado 1º de agosto, recibió una adhesión masiva de organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, agrupaciones políticas, estudiantiles y sindicales.

Mensajes.
A dos meses de su desaparición se enviaron mensajes dirigidos al poder político -entre otros, la renuncia de la Ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich- y también a los grandes medios de comunicación, que, en palabras de Sergio Maldonado, “toman el tema para decir cualquier cosa, mientras que nuestro discurso, el de los familiares, siempre se ha mantenido igual: no manejamos diversas versiones como ellos”.
En una carta abierta dirigida a Santiago, Sergio denunció la existencia de “intereses vinculados con la tierras, con el poder, que parecen ser más importantes” que la vida de su hermano. Aseguró que”el tema estuvo politizado desde el principio: porque fue Gendarmería quien se lo llevó”.
“Santiago donde estés quiero que sepas que te quiero, cada día que pasa te extraño más, te lloro más. A veces me pregunto -sigue la carta- por qué sos vos el que está pasando por esto y no yo. La respuesta es inmediata, yo nunca me involucré, como te involucraste vos, con los más débiles. Ojalá puedas escucharme, es mucha la gente que te quiere sin haberte conocido y que está reclamando por vos”. La multiplicación de la cara de Santiago en carteles, fotos y grafitis “es algo que me da felicidad pero también me da impotencia y tristeza porque no estás con nosotros”, agregó.

“Te seguiré buscando”.
“Te estoy buscando, te seguiré buscando, más allá de intuir dónde te tienen. Confieso que al principio me ilusioné al pedir la colaboración de los gendarmes, sin embargo, ahora estoy convencido de que no existe la bondad de los gendarmes ni de los jefes que participaron en la represión a la comunidad mapuche”, leyó Sergio en uno de los pasajes más aplaudidos de la carta, donde también señaló al poder judicial: “Los ministros, jueces y fiscales sólo han cuidado sus intereses. Para ellos somos un número, una estadística, un casillero, pero personas con derechos que exigimos Justicia. Quisiera preguntarle al presidente Mauricio Macri y a todos sus ministros donde está Santiago”.

Encapuchados.
Un minúsculo grupo de personas con caras tapadas buscó ayer nuevamente enturbiar el reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado, que congregó a una multitud en la Plaza de Mayo.
Cuando los encapuchados comenzaron a lanzar bombas de estruendo hacia la policía e intentaron realizar pintadas frente a la Catedral, los propios manifestantes rápidamente los señalaron como infiltrados y los echaron de la plaza. La situación generó corridas en las inmediaciones y algunas personas fueron golpeadas, entre ellas varios fotógrafos y periodistas de los canales C5N, Crónica y América.

Por el mundo.
Hubo movilizaciones en Reino Unido, Italia, Brasil, Francia, Uruguay, Chile, México, Austria y los Estados Unidos, que se convocaron a través de las redes sociales
Un grupo de argentinos y británicos se manifestó frente a la sede de la embajada argentina en Londres. La protesta fue organizada por Argentina Solidarity Campaign.
El grupo entregó además una carta dirigida al embajador argentino en Gran Bretaña, Renato Carlos Sersale Di Cerisano.