“Una olla que va a estallar”

RAUL ORTIZ SALIO A PEGARLE DURO A GESTION DE ALTOLAGUIRRE

El ex candidato pidió dejar “de resguardarse en una herencia”, en referencia de las críticas oficialistas a la gestión de Luis Larrañaga, y resaltó que resguardarse en que Provincia no le envía dinero “es una posición cómoda e injusta”.
Después de varios meses en silencio, el ex ministro de Desarrollo Social y ex candidato a intendente santarroseño por el PJ Raúl Ortiz se hizo notar con durísimas críticas al jefe comunal de la ciudad, Leandro Altolaguirre, a quien acusa de haber asumido el cargo “sin un proyecto”, de gobernar “con un gabinete inexistente” y de tener “devastada” a la capital de la provincia.
Ortiz eligió su perfil personal en la red social Facebook para escribir en su muro un texto cuyo título elegido es “Asumir sin un proyecto”. Allí esgrime que luego de “150 días de gestión municipal y de un prudente silencio” llegó el momento de “compartir ideas, reflexiones, lamentos, ilusiones”.
“Si nos ponemos a analizar que ha pasado en estos tantos días, la verdad dudo que aun el más optimista pueda rescatar buenas noticias en nuestra querida Santa Rosa pero sí hemos visto cómo lejos de intentar armonizar, consensuar, tratar de sumar voluntades para sacar a esta hermosa ciudad adelante, se han encerrado en un núcleo duro que no absorbe una idea y que se resume en una falta total de gestión”, analizó Ortiz.
Quien fuera derrotado por Altolaguirre en las elecciones de octubre, agregó que “(en la gestión municipal) intentaron hacer un gobierno personalista desconociendo el trabajo de muchos, la ayuda desinteresada del gobierno provincial solo para intentar de manera egoísta ser ‘los únicos gestores del éxito’, pero espero que hayan podido aprender que es imposible gobernar Santa Rosa sin trabajar y mucho todos los días, y hoy nos encontramos con un gabinete inexistente, los invito a concurrir al municipio después de las 13.30 y vean qué funcionario de todos los rangos encuentran, o un ejercicio mental… ¿puede recordar a tres funcionarios de los casi 60 que tiene este municipio y les haya resuelto un solo problema?”, cuestionó.

Herencia.
Ortiz, quien pasó a ser candidato luego de la renuncia de Oscar Jorge, recalcó que aducir que la comuna “no tiene plata porque no nos manda” el gobierno provincial “es una posición cómoda e injusta”. Y recordó que “todos cuando asumimos el compromiso de intentar ser intendente de esta ciudad conocíamos en detalle con qué nos íbamos a encontrar, la herencia la sabíamos (el actual secretario de Hacienda era Jefe de Relatores -en alusión a Luis Evangelista-) y no podía desconocer lo que pasaba porque estaría incumpliendo con sus deberes de funcionario público”.
En su descripción, el ex funcionario denunció: “Hoy nos encontramos con una ciudad devastada, calles intransitables, aguas servidas y potable en todas partes, conflictos y maltratos a los empleados municipales, taxistas, gobierno provincial, comisiones vecinales, vecinos, medios de comunicación, políticos, periodistas, proveedores, espacios verdes sin cuidado, una laguna sin control, napas que crecen y nadie hace nada, servicio de riego cortado, sin atención al vecino, inexistente una política para la niñez y adolescencia, para nuestros viejos, el deporte pasó a ser invisible, trámites de habilitaciones y construcciones cada vez más engorrosos, oficinas que no tienen función, aumento de tasas exorbitantes, picadas en todas las avenidas, la falta de agua que le quisieron resolver y no aceptaron”.

“Olla a presión”.
Ortiz añadió: “juro que intento poder dar una buena noticia pero no la encuentro, pasaron muchos días, tal vez demasiados… y a pesar de que hoy la preocupación de la gente es la inflación y la plata con la que no se llega a fin de mes, toda esa síntesis de problemas sigue en una lenta cocción como en una olla de presión que en algún momento va a estallar”.
Finalmente, pidió dejar “de resguardarse en una herencia”, en referencia de las críticas oficialistas a la gestión de Luis Larrañaga. “Comiencen a gestionar, a trabajar todos los días, a dedicarle a Santa Rosa y sus habitantes el tiempo que se merecen, dejen la discusión estéril que vemos en el Concejo Deliberante, a esta hermosa ciudad solo la sacamos adelante entre todos, por ahí llegó el momento de decir que no estaban preparados y tener la humildad necesaria para pedir ayuda a todos los actores sociales con quienes se comprometieron”, concluyó.