Una prisión en suspenso

LESIONES LEVES Y AMENAZAS CON ARMA DE FUEGO

El juez de audiencia Carlos Besi, condenó a Darío David Lucero a tres años de prisión en suspenso por los delitos de lesiones leves agravadas por haber mantenido una relación de pareja y amenazas agravadas por el uso de arma, todos en concurso real. También le impuso como reglas de conducta durante cuatro años, la obligación de fijar residencia y someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras, abstenerse de concurrir al domicilio de la víctima y contactarse con ella por cualquier medio, no usar estupefacientes ni abusar de bebidas alcohólicas, y realizar un tratamiento psicológico; todo ello bajo apercibimiento de revocarle la condicionalidad de la sanción.
El fallo del juez fue dictado a través de un juicio abreviado convenido entre el fiscal de General Acha, Juan Bautista Méndez; el defensor particular Gastón Gómez y el imputado, un empleado de una empresa de servicios petroleros de 36 años. La víctima, al ser notificada del acuerdo, dio su consentimiento a esta salida alternativa.
Durante la investigación se demostró que el pasado 3 de abril, en el interior de una vivienda, Lucero agredió físicamente a su ex pareja tomándola con fuerza del cuello, golpeándole la cabeza y el resto del cuerpo contra la pared y causándole lesiones. Además, colocándole una navaja sobre el cuello y los ojos, le dijo que iba a matarla.

Lesiones.
“Se han probado por la constancia del examen físico efectuado a la damnificada el día del hecho, las lesiones padecidas por la víctima. La médica forense señaló que tales lesiones fueron producidas por percusión, provocadas con elemento romo y otras con aristas, coincidiendo en cuanto a las formas, modo de producción y ubicación con lo expresado en la denuncia”, expresó el juez en la sentencia.
“Por otra parte, las pruebas colectadas denotan que Lucero, con el empleo de una navaja, le profirió a la damnificada frases amenazantes, a fin de infundirle temor, limitando su libertad de autodeterminación”, concluyó.

Compartir