“Una situación grave”

EMERGENCIA AGROPECUARIA

La Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario (CNEyDA) se declaró en sesión permanente luego de decidir acompañar las declaraciones de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro por incendios y la de Santa Fe por inundaciones.
“Sabemos que hay mucha preocupación por parte de todos los productores. Estuve recorriendo las provincias más afectadas y hablando con ellos para que sepan que el Estado los está acompañando”, afirmó el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile al comenzar de la reunión.
Estuvo junto al secretario de Coordinación y Desarrollo Territorial, Santiago Hardie y al subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi.
Durante el encuentro además se expuso la situación de la afectación productiva por cuestiones climáticas de Córdoba.
Con respecto a las pérdidas productivas, los representantes de las provincias y de las entidades de productores acordaron con el responsable de la cartera nacional en que “todavía es muy pronto para hacer una estimación con datos certeros ya que aún hay zonas afectadas y no se puede tener números reales, aunque sabemos que son importantes”.

Evolución.
Asimismo, el secretario Hardie explicó que se constituyó una Comisión de Sesión permanente dado que “la situación es grave y dinámica, y sigue evolucionando. Tenemos el compromiso hacia los productores, que sepan que estamos monitoreando permanentemente”, de esta manera “continuaremos en encuentros técnicos para seguir de cerca la situación de cada zona”.
En la reunión se firmó un acta de acuerdo en la que se recomendó acompañar las declaraciones de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro por incendios, y Santa Fe por inundaciones ampliando el decreto anterior, luego de ser publicadas en el Boletín Oficial serán declaradas a nivel nacional.
Se resolvió para La Pampa que los departamentos afectados por los incendios se encuentran en el oeste, centro y sur de la provincia y son Guatraché, Hucal, Caleu-Caleu, Loventué, Utracán, Lihuel-Calel, Chalileo, Limay-Mahuida y Curacó.
En Río Negro, los departamentos afectados por los incendios son Pichi Mahuida, Avellaneda, General Conesa y Adolfo Alsina.
Mientras que en Buenos Aires la totalidad de los partidos que sufrieron los incendios son Villarino y Patagones y algunas circunscripciones de Balcarce, Puán, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Coronel Dorrego, Tandil, Tornquist y Saavedra.
Mientras que se encuentra en emergencia toda la provincia de Santa Fe, menos el departamento de 9 de Julio.
En otro orden, Rossi explicó que el clima obliga a estar en monitoreo permanente: “En distintos lugares del país hay eventos contradictorios. Actualmente en el partido de Púan -Buenos Aires, por ejemplo, rige la emergencia por inundación y también acabamos de declarar la emergencia por incendio en el mismo partido”, concluyó. (NA)