Una tragedia en el río Atuel

UN NIÑO DE 4 AÑOS MURIO AHOGADO EN EL CAUCE

Un niño de 4 años que estaba junto a su familia en un complejo de cabañas de la ciudad de San Rafael, en Mendoza, falleció ahogado en el cauce del Atuel. Se trata de Bruno Santino Villalobos, quien jugaba a la vera del río y por unos instantes los adultos a su cargo lo perdieron de vista y el hecho tuvo un desenlace fatal.
El hecho ocurrió el domingo pasado a la altura del kilómetro 26 de la ruta 173. De acuerdo a la información oficial que publicó el Diario San Rafael, el niño estaba con su familia en el complejo Cabañas del Sol, en Valle Grande. Pasado el mediodía, cuando se encontraban almorzando a la vera del río, advirtieron que el menor jugaba en cercanías del cauce. Pero repentinamente el niño desapareció de la vista y comenzaron a buscarlo de manera desesperada.
Los familiares de Bruno solicitaron ayuda a otras personas mientras aguardaban la intervención de la policía. Cuando comenzó el operativo, los uniformados encontraron el cuerpo del niño, que yacía sin vida en el interior del río, a la altura del camping del Movimiento Familiar Cristiano.
Si bien personal de la fuerza apeló a la realización de técnicas de resucitación, el médico Maximiliano Fernández, a cargo del interno 141 del Servicio de Emergencia Coordinado, constató el deceso del pequeño Bruno. Los familiares del nene, en medio del dolor, dijeron que se perdió “de un momento a otro”.

Antecedentes,
El diario sanrafaelino recordó que Valle Grande fue noticia en febrero pasado, cuando tuvo repercusión nacional la muerte de Rodrigo Osorio, que murió ahogado mientras se encontraba en una excursión con integrantes del Tabernáculo de Vida y Paz. El chico fue perdido de vista por sus amigos en el embalse Valle Grande. La ausencia de Osorio fue advertida bastante más tarde, y dio lugar a un amplio operativo que terminó con el hallazgo del cuerpo.
Apenas dos meses antes del fallecimiento de Osorio, Pablo Germán Gómez Quiroga, de 18 años, murió ahogado en el lago chico mientras lo cruzaba a nado junto a unos amigos, quienes declararon que desapareció de la superficie. Cuando lograron sacarlo del fondo del agua, comprobaron que había perdido la vida

Compartir