Una causa, dos versiones

UNA MUJER DENUNCIO AGRESION

La jueza Florencia Maza ordenó ayer liberar a un joven de 28 años acusado de agredir a su mujer y además le impuso una restricción de acercamiento, en medio de un cruce de versiones entre las partes. El fiscal penal Marcos Sacco formalizó la acusación por el delito de lesiones leves calificadas agravadas por la relación de pareja y por abuso de arma, durante la audiencia realizada en la Ciudad Judicial.
La acusación, por versión de la mujer, indica que el joven la roció con alcohol etílico y quiso prenderla fuego, pero el encendedor no anduvo, y que luego la agredió con un cuchillo. Le habría ocasionado cortes en un brazo.
Sin embargo, el defensor oficial Alejandro Osio, que asiste al imputado, contó otra versión que aparentemente habría influido en la decisión de Maza de liberar al acusado. “Un informe de la Unidad Funcional de Género de la Policía dice que no es un caso de violencia de género, por eso ni siquiera lo llevaron detenido, es más el acusado fue agredido por la mujer”, explicó.
Además, Osio contó otra versión de los hechos. Dijo que la pareja discutió en la casa del padre del imputado, que pretendía terminar la relación pero la mujer no. “Está obsesionada”, agregó.
“Ella no estaba rociada con alcohol; después de la discusión, le quiso quemar la ropa al acusado que intentó evitarlo y ella misma se cortó el brazo izquierdo en la parte interna. Si la hubiese agredido, los cortes quedarían del lado de afuera”.