Una condena efectiva

AMENAZA A EX PAREJA

El juez de control Néstor Daniel Ralli condenó a Cristian Manuel Santillán a la pena de seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, manteniendo la declaración de reincidencia, por resultar autor material y penalmente responsable del delito de amenazas (artículo 149 bis, primer párrafo, primer supuesto del Código Penal) en perjuicio de su ex pareja y se la unificó con otra pena similar en una única de siete meses de efectivo cumplimiento.
La resolución del magistrado fue consecuencia de una solicitud admitida de juicio abreviado que fue elevada por la fiscala Leticia Pordomingo, la defensora oficial Paula Arrigone y el propio imputado, un carpintero de 35 años.
Durante la investigación fiscal preparatoria quedó demostrado que el 8 de febrero del año pasado, a las 6.45, Santillán llegó hasta el domicilio de su ex esposa y la amenazó diciéndole “cuando te vea en la calle te voy a matar”. Ralli dijo que el delito se cometió ya que el imputado “le profirió dichos, a quien fuera su pareja, que contienen el anuncio de un mal futuro, grave e inminente, cuya contundencia en la expresión otorgan sobrado sustento al sentimiento de temor que la víctima dijo sufrir”.
Entre las pruebas incorporadas en el juicio figuran un informe de diagnóstico victimológico realizado por la Oficina de Atención a la Víctima del Delito y a los Testigos, del que surge que al momento de ser entrevistada ella se encontraba “en situación de vulnerabilidad y riesgo de que se susciten nuevas situaciones de violencia”; un informe de actuación de la Dirección de Políticas de Género de la Municipalidad de Santa Rosa; y el testimonio de una persona que se encontraba en el lugar y que dijo que si bien Santillán tenía un destornillador en su poder, no le apuntó con él a la mujer, “por lo que no se cuenta con elementos que permitan acreditar que el imputado utilizara dicho objeto con el fin de lograr una mayor intimidación en la víctima”.
Santillán ya tenía una condena anterior, impuesta por el juez de audiencia Andrés Olié el 11 de agosto de este año a seis meses de prisión por el delito de robo simple en grado de tentativa.