Una réplica de Villalva

El ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Leonardo Villalva, le dijo al intendente de 25 de Mayo, David Bravo, que su municipio se encargue de colocar las cámaras de vigilancia con las regalías hidrocarburíferas que había pedido el jefe comunal, como hacen otras comunas.
Bravo, hace unos días, había reclamado medidas al gobierno provincial sobre seguridad. El intendente reclamó que se instalen cámaras en la localidad y habló sobre la situación social y el “aumento de los delitos”.
El ministro Villalva le contestó a través de una nota “que la seguridad la construimos entre todos, se toma constancia de vuestra preocupación permanente, la cual hacemos propia desde esta cartera con nuestro accionar cotidiano”. Y le hizo saber que “los índices en materia de delitos contra la propiedad (robos y hurtos), en el período comprendido de enero a mayo de este año, en similar al comprendido en el año 2013, no presentan incremento alguno”.
Además, Villalva le dijo a Bravo que “la implementación del servicio de video-vigilancia provincial, se ha previsto en este año presupuestario para las ciudades de mayor importancia a nivel ejido poblacional y a partir de diagnósticos de seguridad efectuados por nuestra Policía provincial”. Y que hay comunas, como Quemú Quemú, Intendente Alvear, Macachín y Eduardo Castex, que han hecho ellas la inversión para instalar cámaras, con la colaboración de esa cartera.
El ministro le recordó que 25 de Mayo “resulta la más beneficiada por el régimen de coparticipación entre los municipios en cuyo ejido se realizan actividades hidrocarburíferas” y por eso le aconsejó que esos fondos “deberán destinarse a inversiones de capital, obras de infraestructura y/o emprendimientos productivos, los cuales, en la temática en cuestión -sistema de video-vigilancia- no solo resultarían acordes a la temática de seguridad, sino además, le permitiría -entre otras virtualidades positivas- el monitoreo y cuidado de espacios públicos de aquellos que, por la ingesta desmedida de alcohol o bajo la influencia de la droga, generan disturbios y daños al erario público”.