Unifican pena por insolvencia fraudulenta

El juez de audiencia Carlos Mattei condenó a Ernesto Jorge Folmer, como autor material y penalmente responsable del delito de insolvencia alimentaria fraudulenta, a un año y dos meses de prisión. Pero le unificó esa sanción con otra anterior, en una pena única a diez años de prisión, en un juicio abreviado.
El condenado, de 56 años, ya había sido condenado por la Cámara en lo Criminal uno, el 19 de noviembre de 2010, a diez años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso agravado por ser encargado de la guarda, por tratarse de una menor de edad y aprovechando la convivencia preexistente. La instancia abreviada fue convenida entre el fiscal Oscar Cazenave, la defensora oficial Paula Arrigone y el propio imputado, quien admitió la autoría de los hechos.
Así, quedó probado que “hizo desaparecer de su patrimonio tres inmuebles y una camioneta Ford F100 a fin de frustrar el cumplimiento de las obligaciones alimentarias respecto de sus cinco hijos menores de edad”. Además, en el fallo puede leerse que “para consumar el desapoderamiento patrimonial, suscribió un poder general amplio de administración y disposición a favor de su pareja, quien materializó las operaciones de compraventa los días primero de noviembre y 20 de diciembre de 2010 por ante una escribana santarroseña.
Los adquirentes fueron la propia mujer, su hijo y un hermano del imputado. Las pruebas valoradas incluyeron informes de distintos bancos.
Actualmente, Folmer goza del beneficio de la libertad condicional. El querellante particular, el abogado particular Omar Gebruers, se había opuesto al abreviado, pero de acuerdo al Código Procesal Penal, la opinión de esa parte no es vinculante.

Compartir